Ken Levine mantiene el control creativo sobre Bioshock Infinite

El control creativo de Bioshock Infinite corre por cargo de Ken Levine, director del juego y creador de la saga. Todas las decisiones en torno al juego deben ser aprobadas por él. Levine asegura ser consciente de que “es un trabajo colectivo y que las buenas ideas pueden llegar desde múltiples lugares”, pero se reserva la decisión definitiva sobre todos los aspectos del juego. "Me encanta el poder sentarme y hablar con otros desarrolladores, pero al final tiene que ser mi decisión. Es como ser el redactor jefe de una revista. Pero también soy un redactor de la revista", explica el creativo.

A pesar de ello, Levine descarta que el juego sea producto exclusivo de su mente, “aunque me guste decir que es mi juego”.

Bioshock Infinite llegará a PlayStation 3, Xbox 360 y PC el año que viene.

Publicaciones relacionadas

Cerrar