Ken Levine, padre de Bioshock, elogia la narrativa de Sombras de Mordor

Ken Levine no se ha retirado de la industria del videojuego, afortunadamente. Y es que el padre de la saga Bioshock nos ha brindado grandes momentos con sus videojuegos. 

El desarrollador ha aprovechado un artículo en la web Medium para explicarnos sus ideas sobre sus próximos proyectos, unas ideas realmente interesantes que, de llegar a buen puerto, podrían revolucionar la narrativa de los videojuegos tal y como la conocemos.

"Hace dos años empecé a pensar en cómo construir un sistema que permitiera que la historia fuera tan variable como la jugabilidad y seguir siendo alucinante como historia", explica Levine. "¿Podrías tener personajes, conflictos y diálogos que podrían concluir no de centenares de formas, ni de miles, sino moviéndose en los ejes X e Y? ¡Adiós linealidad, hola geometría! Y eso es la próxima innovación en la que mis colegas y yo hemos estado trabajando en nuestro estudio todavía sin nombre"

Además, durante el interesante artículo Levine ha aprovechado para alabar ese aspecto concreto de La Tierra-Media: Sombras de Mordor. Un juego que al parecer le ha gustado mucho, sobre todo por su sistema Némesis, ya que según cuenta, da la oportunidad al jugador de completar el juego sin seguir una trama completamente lineal:

"Al fragmentar los elementos del personaje en pequeños fragmentos y recombinándolos basándose en lo aleatorio y, sobre todo, las respuestas del jugador a las elecciones, Sombras de Mordor cuenta una historia que podría no haber existido jamás en otro medio", explica Levine. "Si la audiencia pudiera cambiar un elemento de la trama de Muerte de un viajante se rompería la narrativa. Si lo hicieran en Bioshock Infinite, también se rompería. Pero puedes cambiar la narrativa de Sombras de Mordor, por ejemplo matando a un personaje importante o fracasando en una misión relevante, y la historia se recompone ella misma, porque el sistema puede crear personajes sobre la marcha".

"Puede hacerlo sin sacar la pantalla de Game Over o sin pedirle al jugador que vuelva a intentarlo. El jugador puede escoger su propio camino, pero no escogiendo entre una lista de tres o cuatro opciones predeterminadas, sino tomando decisiones en un sistema de jugabilidad de combinaciones ilimitadas. Es el cruce del ajedrez con Hamlet. Bueno, quizá no sea Hamlet, pero es un comienzo".

Lo cierto es que ya tenemos ganas de saber cuáles son los planes de Ken Levine y qué será lo próximo que nos brinde el desarrollador, ya que al parecer, puede ser realmente interesante.

¿Qué os parecen las declaraciones de Ken Levine?

Publicaciones relacionadas

Cerrar