Kinect en Xbox One podría ajustar la dificultad y tensión según nuestras reacciones físicas

Que el nuevo Kinect de Xbox One es un aparato infinitamente más poderoso que su predecesor en Xbox 360 parece que está fuera de duda. Y aquí viene un detalle interesante sobre el dispositivo: según comenta NewScientist, Kinect en Xbox One podría ofrecer "juegos emocionales".

Lo que asegura la revista es que el periférico podría detectar nuestras reacciones físicas y hacer adaptaciones del juego sobre la marcha dependiendo de nuestras emociones.

Ponen un ejemplo: cuando estamos haciendo un esfuerzo cognitivo se produce una reacción física que es la dilatación de las pupilas. Y esto es lo que aseguran: "Kinect podría medir el esfuerzo mental que estamos invirtiendo en un juego o en una tarea específica de un juego. Si Kinect pudiera detectar de forma fiable el tamaño de la pupila se abriría un mundo de posibilidades que afectaría a la dificultad dinámica de los juegos".

¿Qué pensáis sobre el tema?

Publicaciones relacionadas

Cerrar