Kinect fue clave en el robo del busto de Nefertiti

El busto de Nefertiti fue robado con Kinect

Hoy en día las impresoras 3D están siendo utilizadas para distintos sectores, ya sea para fabricar piezas como prototipos o incluso en la industria de la ortopedia. Sin embargo, como todo avance puede ser utilizada para buenos o malos propósitos.

Los protagonistas de esta historia escanearon a escondidas un modelo 3D del busto de Nefertiti, que tiene a buen recaudo el Museo de Berlín. Pero empecemos por el principio. En octubre de 2015, Nora Al-Badri y Jan Nikolai Nelles pasaron un escáner 3D a escondidas sobre esta escultura de más de 3.000 años de antigüedad. Tres meses después, los artistas compartieron por Internet un modelo tridimensional con el objetivo de denunciar el hermetismo con el que los museos protegen estos documentos.

El New York Times se hizo eco de la historia, y este "robo" virtual se convirtió en viral. Según este medio, Al-Badri y Nelles capturaron la escultura con un sensor Kinect modificado y oculto bajo la ropa, pero el periférico de la Xbox no tiene la resolución suficiente como para obtener una imagen 3D de tanta calidad. Así que en una entrevista posterior Al-Badri aseguró que el dispositivo se lo entregó una tercera persona, la misma que les entregó un modelo 3D de Nefertiti. 

Y es cuando aparece en escena la empresa TrigonArt que realizó un modelo 3D a petición del museo. El especialista en 3D Cosmo Wenman comparó el archivo escaneado por los artistas y coincide casi punto por punto con el modelo que la empresa TrigonArt realizó. Esto confirmaría que realmente los artistas no obtuvieron un escaneo del original. Ante la polémica, la compañía no ha hecho ningún tipo de declaración, aunque todo parece indicar que una copia del archivo con el modelo 3D legítimo cambió de manos en algún momento.

¿Será este caso el inicio de un nuevo método de espionaje industrial?

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar