Kinect, una gran herramienta para la educación de personas especiales

Kinect es más que un videojuego. Son muchas las empresas que utilizan el sensor de movimientos para otros fines más allá del ocio. La Universidad de Alcalá y Electronic Arts son una de ellas. Conjuntamente están llevando a cabo un proyecto de investigación sobre el uso de los videojuegos con fines educativos.

Ahora nos presentan los resultados de este estudio, desarrollado en los institutos de educación especial de Coslada ‘La Cañada’ y ‘Manuel de Falla’. Sus alumnos utilizaron Los Sims 3 y FIFA Street como apoyo y para mejorar el aprendizaje a estudiantes con trastornos en el desarrollo, déficit intelectual o dificultades para aprender la materia.

Gracias a los videojuegos se ha roto con la habitual rutina del aprendizaje y se ha conseguido que éste sea más auténtico y motivador, así como un acercamiento a la tecnología por parte de los alumnos. Además, se ha incrementado la autonomía y la capacidad de decisión de cada uno de ellos, algo muy difícil en estos casos especiales.

“El trabajo que estamos haciendo con los alumnos de necesidades especiales es fundamental para que tengan iniciativa. Estos niños toman muy pocas decisiones a lo largo de su vida, pero con los videojuegos son ellos los que deciden y son autónomos para la toma de decisiones. Y lo más importante, si toman una decisión equivocada no pasa nada porque las consecuencias no van más allá del videojuego”, explicó Rosa Píriz profesora especialista en pedagogía terapéutica de IES La Cañada 

Asimismo, el uso de Los Sims 3 les ha permitido enfrentarse a situaciones que pueden darse en la realidad, como acudir a una entrevista de trabajo, aprender las normas de convivencia o los modos de relacionarse con la gente en casa y en el trabajo. “En el caso de los alumnos con trastornos del desarrollo y una  gran dificultad para establecer relaciones sociales, los videojuegos tienen un gran potencial, ya que crean situaciones donde la resolución de una tarea necesita una reflexión compartida y una toma de decisiones consensuada”, indicó Laura Méndez, miembro del equipo de investigación de la Universidad de Alcalá de Henares y la UNED.  

Si estás interesado en conocer más acerca de este estudio, dirígete a su página web

Publicaciones relacionadas

Cerrar