Kingdom Hearts: ¡Echa un ojo a nuestra receta de helado de sal marina!

¿No sabes cómo combatir el verano? ¡Echa un ojo a nuestra receta de helado de sal marina!

En verano hacemos muchos viajes a la nevera, esperando poder encontrar algo con lo que darnos unos breves momentos de frescura. Muchas veces miraremos su contenido, cerraremos la puerta y volveremos a lo que estábamos haciendo antes, pero en muchas de estas ocasiones acabaremos saliendo de la cocina con un rico helado en mano.

Y nosotros pensamos… ¿Qué hay mejor que combatir el calor con un helado sacado de un videojuego? Cuando nos imaginamos la idea, lo que nos viene a la mente de manera automática es el helado de sal marina de Kingdom Hearts 2 (o Kingdom Hearts 365/2 days, donde cuenta con una gran importancia argumental). ¿Alguna vez te has preguntado cómo debe saber? Pues estás a punto de averiguarlo con esta sencilla receta.

Toma nota porque a continuación te dejaremos qué ingredientes necesitas para ello. Hemos usado la receta que nos recomiendan desde Asociación Fénix, pero recuerda que las medidas que te damos son orientativas y puedes variarlas a tu gusto:

  • 2 tazas de leche
  • 1 taza de nata montada o crema batida
  • Media taza de azúcar (nosotros hemos puesto un pelín menos)
  • 2 huevos
  • Esencia de vainilla
  • Colorante líquido azul
  • 1 cucharadita de sal marina

 

El primer paso será separar las yemas y las claras de los huevos. No tires nada ya que lo necesitarás, por lo que es recomendable ponerlo todo en dos cuencos separados. Ahora lo que hay que hacer es echar el azúcar sobre las yemas e ir removiendo hasta obtener una mezcla homogénea.

Seguidamente, habrá que poner las dos tazas de leche a fuego lento. No es necesario que hierva; basta con dejarla a una temperatura tibia. Cuando lo tengas, viértela poco a poco sobre la mezcla de las yemas y mientras lo haces ve batiéndolo. Una vez hayas juntado todo bien, toca volver a colocarlo al fuego. Debes ponerlo lento e ir removiendo mientras se calienta hasta obtener una textura de natillas. Aquí también debes evitar que llegue a hervir.

Tras eso, tan solo quedará usar el resto de ingredientes. Pon las "natillas" en la nevera para que se vaya enfriando y coge las claras. Bátelas un poco hasta obtener una textura un poquito espumosa y echa la nata montada poco a poco. Compacta bien los ingredientes y cuando veas que ya está listo echa unas gotitas de esencia de vainilla (al gusto) y el colorante líquido azul hasta que obtengas el color del helado de sal marina de los juegos. Eso sí, te adelantamos que una vez mezcles esto con lo que has puesto en el frigorífico puede que necesites hacer unos retoques de color.

 

Ahora, como bien has leído, toca echar la nata con las claras sobre las "natillas". Remuévelo bien, y pon más colorante si ves que es necesario. Por último, tan solo queda echar la sal marina (al gusto, pero con una cucharadita pequeña va bien), volver a remover un poco para que quede bien implementada y colocarlo todo en los moldes. Espera unas horas… ¡y ya tienes tus helados de sal marina! 

¿Te ha gustado la receta? ¡Déjanos una foto si decides hacerla!

Cerrar