Kingdom Hearts esconde un secreto que desvela toda su trama

Si hay algo que caracteriza a toda la saga Kingdom Hearts es su historia. Desde que la primera entrega del cruce Disney x Squaresoft (ahora Square Enix) llegara a PlayStation 2 en 2002, la franquicia no ha hecho más que crecer en todas direcciones. Secuelas, precuelas, ramificaciones, películas… Una compleja telaraña ideada por Nomura y todo su equipo que ha atrapado a millares de fans y, por el camino, ha dejado a infinidad confusos y atónitos.

Pero no estamos aquí para hablar de un guion que, en lugar de seguir una línea recta, ha abierto infinidad de caminos para conseguir una complejidad extrema, sino para centrarnos en el juego donde empezó todo, en uno que guardaba una pista capaz de destripar toda la trama que aguardaría a Sora y sus amigos durante el comienzo de su aventura.

Kingdom Hearts, el primero, contaba con un secreto que era capaz de revelar la práctica totalidad de los acontecimientos que el jugador viviría durante las próximas e incontables horas de juego. Un easter egg inocente, que muchos pasarían por alto en su momento, pero tan revelador que merece especial mención. A través de unos dibujos infantiles, los más avispados pudieron ver lo que estaba por llegar con muchísima antelación.

¿Y dónde se encontraba este guiño delator? Al principio, donde comienzan nuestros pasos en la piel del joven portador de la Llave Espada y leal compañero de Goofy y Donald. En el mundo natal de Sora, de Riku y de Xehanort. En las Islas del Destino.

El mundo donde empezó todo tiene un lugar al que Sora y Kairi solían acudir para evadirse del resto. Los dos, pequeños, se escondían en lo que se denomina como Lugar Secreto, una cueva donde llenaban las paredes con todo tipo de dibujos. Todos conocemos más que sobradamente esa ilustración con las caras de ambos que acaba teniendo un detalle adicional con el paso de las horas de juego; pero lo que no conocíamos tanto era todo lo demás que había repartido por la cueva.

En ella hay más dibujos hechos por niños que muestran una gran cantidad de localizaciones, personajes e incluso criaturas que van apareciendo a través de los diferentes mundos que se visitan. Podemos ver a un joven sumergiéndose en el agua (Sora en el mundo de La Sirenita), una sonrisa en mitad de la nada (Alicia en el País de las Maravillas), una monstruosidad que podría ser Maléfica convertida en dragón e incluso otra pequeña ilustración con cierto tono jocoso (un Chocobo tachado al lado de Donald).

Este easter egg, escondido en esta sala de limitado acceso, es todo un guiño para los más avispados. Una vez has completado la historia y le echas un vistazo a estas «ilustraciones rupestres» que podrían estar perfectamente firmadas por Kairi y Sora, te das cuenta del carácter que realmente tienen y de su potencial para revelar la inmensa mayoría de mundos que se visitan, como también personajes clave.

¿Otra triquiñuela de una saga enrevesada hasta la médula o un pequeño guiño para los jugadores de vista fina? Viendo el historial de Tetsuya Nomura y su equipo con Kingdom Hearts, cualquier posibilidad puede ser perfectamente válida y, aunque no hay nada confirmado, sí que podemos aseverar algo: Kingdom Hearts pudo contarte toda su historia desde el principio y sin que te dieras cuenta.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar