Kingdom Hearts III ofrece una pobre explicación a la ausencia de personajes de Final Fantasy

Tai Yasue ha sido el encargado de explicar por qué no se han incluido a dichos personajes.

kingdom hearts iii descenso al corazón

Hay muchas preguntas que buscan respuesta en Kingdom Hearts III incluso dos meses después de su lanzamiento oficial. Algunas de ellas se verán respondidas en el próximo DLC de historia que tiene previsto incluir el equipo de Square Enix a lo largo de este 2019 y que podría no estar protagonizado por Sora. No obstante, hay otras cuestiones que no son tan fáciles de responder, como la identidad de la enigmática estrella que aparece en el Mundo Final. Sin embargo, una de las incógnitas que rodeaba al título sí ha sido respondida por Tai Yasue, co-director del juego.

Y se trata de la ausencia de personajes de Final Fantasy en la tercera entrega numerada, cuando habían sido una constante en la mayoría de títulos principales de la saga Kingdom Hearts. Según Yasue, al ser preguntado sobre este aspecto en la Game Developers Conference, como recogen los compañeros de Game Informer, «teníamos un montón de personajes originales. Es la conclusión de la saga de Xehanort, así que deseábamos centrarnos en la línea principal de la historia de Kingdom Hearts, con Sora y Roxas, por ejemplo». Por lo tanto, parece que la versión oficial por parte de Square Enix es que no había cabida para otros personajes, de modo que pudieran centrarse en la aventura principal.

Parece más lógico pensar que, en este caso, hubiera sido mucho más costoso contratar a los actores y actrices de doblaje de personajes de Final Fantasy cuando su rol hubiera sido muy secundario en Kingdom Hearts III, por lo que podría tratarse del motivo real que se esconde tras la escurrida de bulto de Yasue. Habrá que ver qué le aguarda el futuro a la saga, pero lo que está más próximo es el modo maestro, que aterrizará en Kingdom Hearts III dentro de muy poco tiempo.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar