Koei Tecmo gana la demanda contra el mayor grupo de piratería de China

Nintendo no es la única que se ha empleado recientemente con fiereza contra la piratería. Koei Tecmo, que publica los juegos de las series Dynasty Warriors, Nobunaga's Ambition o Romance of the Three Kingdoms entre otras, ha ganado una demanda contra 3DM, el mayor grupo dedicado a la piratería de China. Los tribunales han dado la razón a Koei Tecmo en la demanda por infracción de copyright presentada en mayo, añadiendo además una compensación por valor de 245.000 dólares.

El año pasado, la líder de 3DM, conocida por el alias Bird Sister, anunciaba que frenaban su actividad en PC para limitarse a títulos multijugador, emplazando a «replantearse su decisión en 2017″. Bien, el ejercicio no ha ido según lo previsto para el colectivo. A comienzos de año, Koei Tecmo mandaba una orden de cese de distribución de sus contenidos a 3DM mediante sus foros como recoge Kotaku. Los piratas estaban distribuyendo versiones crackeadas de Romance of the Three Kingdoms XIII, pero su justicación es digna de ser leída.

«¿Por qué una compañía japonesa como es Koei tiene los derechos de este juego cuando está obviamente basado en una derivación del libro El Romance de los Tres Reinos [una de las obras fundamentales de la literatura china] escrito por Chen Shou. Creo que las empresas de videojuegos chinas deberían intentar recuperar esta propiedad». Buen argumento pero tiene un fallo de base: toda obra literaria de cierta antigüedad pasa a ser de dominio público. Y en el caso que nos ocupa, más de 17 siglos son tiempo más que suficiente.

Es decir, técnicamente cualquiera puede tomar el escenario del Romance de los Tres Reinos y hacer un juego. El problema es adueñarse del juego que han hecho otros. Una consideración que 3DM no ha tenido en cuenta y que le ha supuesto este duro golpe legal. ¿Se lo pensarán mejor?

Cerrar