Kojima, demandado por usar el rostro de un cirujano en Metal Gear Solid 5

Allá donde va, Hideo Kojima no deja a nadie indiferente, ni siquiera a los ojos de la ciencia médica, y no porque haya planteado alguna cuestión en Metal Gear Solid 5: The Phantom Pain que suponga algo controvertido de cara a la medicina. Es que se ha traído un invitado muy especial que, al parecer, ha hecho un cameo contra su voluntad. El doctor italiano Sergio Canavero aseguró hace unas semanas que puede lograr llevar a cabo el primer trasplante de cabeza del mundo, algo sumamente complicado debido a los daños cerebrales irreparables, si no la muerte del órgano, que acarrearía, y eso sin entrar en cómo unir la terminaciones nerviosas y otras cuestiones que debemos dejar a voces más autorizadas. La sorpresa de Sergio Canavero cuando vio que la cabeza de uno de los personajes del juego era la suya, y sin trasplante, debió ser mayúscula

Tal es el parecido entre el doctor Canavero y su sosías, como puedes ver en la imagen publicada en los foros de NeoGAF, que te dejamos abajo, que incluso se ha llegado a especular con si todo esto, incluyendo las declaraciones del médico a la comunidad científica, no serían sino otra maniobra de marketing de Kojima, muy dado a los virales. Pero parece que esto ha cogido al doctor tan de sorpresa como al resto, hasta el punto que ha cursado una demanda contra Kojima: “Fui a la Polizia Postale y puse una demanda contra el señor Kojima. Hay, además, una cuenta de Twitter que no es mía, así que lo denuncié también para que investigasen ambos asuntos. Al mismo tiempo, mi abogado se plantea mandar una carta a la compañía japonesa [Konami] para pedir una compensación [por usar mi imagen sin permiso]
Ahora bien, tampoco le vendría mal la publicidad que esto le supondría, y esto lo reconoce el doctor Canavero: “Para ser completamente honesto, esto no es tan malo. Ya que mi proyecto necesita mucho dinero, el señor Kojima podrá decir que tomó parte en HEAVEN [el nombre del proceso de trasplante] a pesar del hecho de que probablemente jamás tuvo esa intención”. Así están las cosas, ¿hay para tanto o se le ha ido la cabeza al buen doctor? No iba con segundas…

Cerrar