Konami presenta un nuevo registro de la marca Silent Hill y rompe el corazón a los fans

Cómo echamos de menos a Konami, a la Konami buena. La que nos ha dado horas y horas de diversión en 8, 16 y 32 bits a través de sus franquicias. Ahora, con el enfoque de la compañía centrado, salvo contadas excepciones, en los móviles y las máquinas de apuestas, parece casi imposible que se vaya a volver a esos viejos buenos tiempos. Aunque, ¿es posible que Silent Hill vaya a resucitar, a tenor del nuevo registro de marca presentado por los japoneses? ¿Habrá esperanza de que una nueva entrega vea la luz? No te hagas muchas ilusiones, porque el registro es para algo muy concreto.

ResetEra recoge la solicitud el pasado 19 de marzo en la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos de un registro de la marca Silent Hill para su uso recreativo. Pero antes de que te frotes las manos pensando en un arcade, ahí va la mala noticia. La solicitud es para una máquina tragaperras. Ya sea de pachinko o la clásica máquina de los bares occidentales en la que los parroquianos echan sus euros y los recoge posteriormente quien tiene el suficiente ojo para saber que la máquina está «calentita».

El motivo de registro podría ser la exportación a Estados Unidos de una de estas máquinas de apuesta con la licencia de Silent Hill, concretamente una máquina de medallas, una variante de estas tragaperras consistente en un tablero con multitud de fichas que caen por una ranura tras ser empujadas por una barrera en un nivel superior.

No es tan apasionante como un videojuego de Silent Hill, pero está claro que tendrá su público. De momento, tendremos que seguir anhelando el regreso de las propiedades de Konami a su medio natural.

Cerrar