Kong: La Isla Calavera: Análisis de la edición en Blu-ray

Gracias a nuestros amigos de 20th Century Fox Home, hemos podido analizar la edición doméstica en blu-ray de Kong: La Isla Calavera, nueva versión del gorila más famoso del cine, donde en esta ocasión mide 30 metros y convive en el mismo universo que Godzilla.

La nueva película de King Kong, titulada en España como Kong: La Isla Calavera ya está a la venta en las tiendas en 4K Ultra HD, Blu-ray 3D, Blu-ray y DVD; así como también en alquiler y venta digital. 

Jordan Vogt-Roberts (Los Reyes del Verano) es el encargado de volver a llevar a King Kong en la gran pantalla, como parte de un nuevo universo compartido en el que dentro de unos años se enfrentará al mismísimo Godzilla, del que también se planea otra secuela. Este remake de la versión de los años 70 está protagonizada por Tom Hiddleston (La Cumbre Escarlata), Brie Larson (Y de Repente Tú), Samuel L. Jackson (xXx: Reactivado), John Goodman (Calle Cloverfield 10), John C. Reilly (Guardianes de la Galaxia), Toby Kebbell (Un Monstruo Viene a Verme), Thomas Mann (Hansel & Gretel: Cazadores de Brujas), Corey Hawkins (Straight Outta Compton), Jason Mitchell (Keanu), Shea Whigham (Agent Carter), John Ortiz (Blackhat: Amenaza en la Red) y Eugene Cordero (Other Space).

Un heterogéneo grupo de exploradores, formado por científicos, militares y mercenarios, es reunido para aventurarse en el interior de una isla del Pacífico, que no aparece en los mapas, para explorarla. Sin embargo, desconocen que están invadiendo los dominios del mítico King Kong, un gorila de 30 metros que es el rey de la isla.

Kong: La Isla Calavera se muestra en su versión en blu-ray rebosante de extras, además de los habituales comentarios del director. Esperamos que disfrutes tanto de los extras como hemos hecho nosotros de una cinta que ya la vimos para su estreno en las carteleras españolas y  que puedes leer nuestra crítica, sin spoilers.

Así pues, nos hemos puesto manos a la obra para descubrir qué esconde esta edición doméstica, libre de spoilers, por si aún no has tenido la oportunidad de ver Kong: La Isla Calavera, y quieres saber qué extras contiene. 

Tráiler:

La creación de un rey:

Recreación de un icono (12 minutos):

Kong es un gran elemento de la mitología del cine, contando una historia increíble del hombre contra la naturaleza, asevera Brie Larson, que encarna a Mason Weaver en la cinta. Por su parte, el director Jordan Vogt-Roberts indica que «todas las partes de la película de Kong original son de lo mejorcito del cine en sí mismas». 

Así pues, el desafío era contar una historia nueva teniendo esa mitología a sus espaldas. Por tanto, la idea del director era plasmar no el hombre contra la naturaleza, sino la del hombre contra un dios.

Tom Hiddleston opina que el director tiene una imaginación visual extraordinaria, y que le iba enviando arte conceptual según se le iba ocurriendo. Cuando comentaron al cineasta que querían hace una nueva película de Kong, lo primero que respondió es que no había necesidad, dado que las versiones de 1933 y la de Peter Jackson le parecen increíbles.

El productor Alex García explica que el director pensó en situarla en la década de los 70, y les pareció genial, porque fue cuando comenzó el programa Landsat, donde por primera vez se empezó a mapear la tierra con satélites. Una idea que también cautivó al reparto, por las connotaciones políticas de la época.

En esta versión, Kong se ha reimaginado como un mito que cobra vida; siendo verdaderamente monstruoso, en términos de tamaño, escala y dimensión. Es el último de su especie, y tiene una función esencial en la isla, que es mantener a raya a otras criaturas. En la cinta, empieza como una figura terrorífica, pero el espectador acaba viéndolo como un símbolo del orden natural.

Para Brie Larson, es importante de la película que crearon un personaje femenino mucho más dinámico y activo que los que aparecieron en anteriores versiones, es decir, no se trata de una mujer que necesita que la salven.

Creación de un dios (13 minutos):

Para Jordan Vogt-Roberts, Kong es historia del cine, abrió de golpe las puertas a muchas personas sobre lo posible o lo imaginable en el cine. Jeff White, supervisor de efectos visuales, indica que cuando empezaron a hablar con el director sobre el proyecto, éste enfatizó mucho en lo único que es Kong, por todo lo que representa, no solo como personaje, sino también como innovación tecnológica con cada versión de él que se ha realizado.

Por su parte, Scott Benza, supervisor de animación, confiesa que sus primeras animaciones tiraban mucho a lo primate, donde Kong caminaba a cuatro patas. Pero el director les dijo que este personajes no era un gorila convencional, era una evolución entre el hombre y el gorila. Mide 30 metros y la intención del director es que se pareciese a la versión de 1933.

Para grabar las escenas de Kong, muchas veces usaban un programa que han creado en ILM, llamado CineView, en el que ponían a Kong en un Ipad y así visualizaban en la cámara donde estaría situado Kong. Prosiguen mostrando cómo usaron a actores para la captura de los movimientos de Kong, desmenuzando cómo realizaron la animación de Kong, capa a capa, con sus músculos, pelo, arrugas y cicatrices. Aseguran que está cubierto por unos 19 millones de pelos, donde dos artistas los hicieron y colocaron individualmente durante casi un años, solo para lograr los diferentes estilos y aspectos del pelaje.

Aunque el rodaje físicamente tuvo lugar en Hawái, en Australia y en Vietnam, querían que todo pareciera Vietnam, por lo que era fundamental para Votch Levi, artista principal de diseño de efectos visuales, recrear las montañas vietnamitas.

Respecto a las criaturas calavera, fue todo un reto averiguar cómo hacer la anatomía de esas criaturas. Para el director, el tronco superior y la caja torácica debían ser translúcidas. Averiguar cómo se movía un bicho calavera fue un desafío para los animadores, donde usaron multitud de referencias, desde los dragones de Komodo a ciervos y búfalos. Además, explican que los bichos calavera pequeños tenían 12 metros de altura y unos 30 metros de longitud. La madre era el doble de grande, unos 24 metros de altura y 61 metros de longitud.

En las localizaciones: Vietnam (6 mins.):

Una gran parte de la película y un gran elemento clave fue Vietnam. Muestran cómo no solo rodaron fondos y ya está, sino que todo el equipo artístico fue hasta Vietnam para rodar allí la mayoría de las secuencias en Isla Calavera. Para ello, fueron a zonas nunca vistas en el cine, como una zona llamada provincia Quang Binh, en el centro de Vietnam. 

Para el director y el reparto, fue todo un acierto rodar en Vietnam, por los paisajes, por la gente y por su exótica cultura.

Tom Hiddleston: El viajero intrépido (7 mins.):

Empiezan en Oahu, Hawái, donde el actor indica que han pasado 42 días grabando en Hawái, y que ha sido absolutamente extraordinario. Desde allí montaron en helicópteros de verdad y volaron sobre el Pacífico. A su vez, en el estudio 6 de Queensland, Australia, grabaron las escenas de acción con fondo verde; pero también algunas secuencias en la selva y los interiores y exteriores de la población humana de la isla.

Finalmente, rodaron en Ninh Binh, Vietnam, donde estuvieron con el pueblo iwi.

A través de la lente: Las fotografías de Brie Larson (2 minutos):

El director explica que quería darle un poco de contexto a las fotografías increíbles que hizo Brie Larson durante el rodaje, porque la considera una verdadera artistas. Además, le parecía fundamental que lo que hace la actriz con la cámara pareciera auténtico y real. No solo le hicieron reunirse con corresponsales de guerra y fotoperiodistas, incluso estudió la forma en la que tenía que coger y cómo funcionaba la cámara Leica.

Así pues, la cámara de Brie no solo funcionaba a la perfección, sino que tenía carrete en todo momento, donde vemos algunas de las fotos que hizo durante el rodaje.

Archivos Monarch 2.0 (Companion Archive) (8 minutos):

Debido a las vivencias en el USS Lawton, el supervisor William Randa buscaba una isla mítica. Se encargaron muchas búsquedas, pero ninguna triunfó hasta llegar el Landsat. Gracias a las imágenes del satélite, la isla Calavera fue localizada el 7 de abril de 1973. Se organizó una misión conjunta entre Monach y Landsat. Un escuadrón militar con helicópteros se encargó del transporte. 

Sin embargo, la misión sufrió cuantiosas bajas, pero en muchos sentidos fue un éxito, ya que descubrieron un nuevo ecosistema, una isla llena de GOTNI, pero también con nativos humanos llamados iwis, que veneran a Kong como su dios.

Otro vídeo confidencial de Monarch disecciona la flora y fauna de la isla, como la mantis espora, la araña gigante con patas como juncos de bambú, y otras especies que fusionan la flora y la fauna de manera sorprendente.

Prosiguen explicando que parte de la misión de Monarch es localizar, estudiar y preservar elementos naturales inexplicables ocultos en los confines del mundo.

Audiocomentarios (119 mins.):

Se pueden reproducir Kong: La Isla Calavera con los comentarios del director, Jordan Vogt-Roberts.

Escenas eliminadas (4 mins.).

Por último, esperemos que disfrutes de la compra de Kong: La Isla Calavera, ya disponible para llevártela a casa en 4K Ultra HD, Blu-ray 3D, Blu-ray y DVD; así como también en alquiler y venta digital. Y así podrás verla todas las veces que quieras, tanto en su versión original, en inglés; como doblada al castellano. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar