La actualización de iOS 8.0.1 también ocasiona fallos en el sistema

La llegada al mercado de iPhone 6 no ha estado exenta de polémica y problemas. Muchos de los usuarios de aquellos sitios donde está a la venta no han podido disfrutar plenamente de sus bondades, ya que su sistema operativo no estaba dando buenos resultados. Para corregir esto, Apple había preparado una actualización, la 8.0.1, con la que evitar que se prolongaran estos errores con el navegador Safari entre otros. Pero ha sido peor el remedio que la enfermedad.

Desde Apple se aconseja no actualizar a la versión 8.0.1 de iOS, puesto que trae de por sí fallos que no existían antes de aparecer esta “mejora”. Algunos de los errores provocados por la nueva versión sería dejar sin cobertura a los iPhones 6 o dificultar el manejo del TouchID. Por el momento, tomando como referencia los reportes de los usuarios, parece que estas dificultades solo la están sufriendo los nuevos aparatos de iPhone. Los ejemplares de 5S e inferiores no muestran signos por el momento de haberse visto afectados.

Para evitar problemas mayores, se recomienda por parte de la compañía retroceder al sistema iOS 8.0, que no está libre de fallas pero parece más seguro. Para ello hay que conectar el dispositivo a iTunes y hacer ahí una copia de seguridad que se guardará en un ordenador. Luego hay que descargarse un archivo en función del tipo de iPhone 6 que se posea, seleccionarlo una vez ya esté dentro y actualizarlo con ese documento a iOS 8.

Los trabajadores de la manzana han retirado la versión 8.0.1, asegurando que en breve tendrán preparada la 8.0.2, que corregirá todos los inconvenientes ocasionados por los dos sistemas operativos anteriores.

Publicaciones relacionadas

Cerrar