La banda sonora de juegos como Resident Evil u Onimusha no es de quien decía ser

El escándalo salta en Japón y, en concreto, en el entorno de Capcom, aunque en este caso la desarrolladora japonesa ha sido otra víctima de un engaño que ha sido revelado por su arrepentido perpetrador. Recordad por un momento las bandas sonoras de juegos como Onimusha o Resident Evil. En concreto, en el caso del juego de samuráis y demonios el resultado es realmente memorable en algunos temas. Pues bien, su compositor, o el que creíamos que era su compositor, ha terminado por confesar. Mamoru Samuragochi, músico japonés aquejado de problemas de oído, ha revelado que contrató a otro músico para que compusiera las partituras cuando se agravó su condición a mediados de los noventa.

Según la web Japan Times, Samuragochi, al que se llegó a ensalzar en los medios nipones como el Beethoven japonés, ha terminado por derrumbarse y tacharse a sí mismo de fraude por haber echado mano de un “tapado” para tomar su trabajo y ponerle su firma, algo con lo que él mismo reconoce que ha decepcionado a todos los que le admiraban. “Está mentalmente afectado y no se encuentra en condiciones de expresar apropiadamente sus propios pensamientos”, ha dicho su abogado. Samuragochi ha visto como una gira que tenía previsto dar ha sido cancelada debido a esta revelación tan incómoda. Lo cierto es que tampoco es un momento fácil para el propio músico, aunque desde luego lo que hizo no está nada bien. En cuanto al verdadero compositor, “hay ciertas circunstancias que dificultan que pueda salir a la luz y, además, Samuragochi se atribuyó toda la obra de manera única”. Un triste borrón, desde luego.

Publicaciones relacionadas

Cerrar