La cámara GoPro nos convierte en una leona en plena cacería

La aventura no da cuartel, y si queremos que quede buena constancia de ella en imágenes, necesitamos a un compañero de correrías que pueda estar a la altura. ¿Puede la cámara GoPro ser nuestros ojos en condiciones extremas? El nuevo vídeo promocional que traen sus fabricantes quiere responder a esta duda con un ejemplo práctico. Pero quien lleve la cámara GoPro a cuestas no será un humano, sino una leona.

Meg la leona, para más señas, a quien su cuidador, Kevin Richardson, ha acoplado sobre su lomo una GoPro Hero 4 para mostrarnos lo que esta felina ha estado haciendo en la media hora que ha llevado el dispositivo. Y resulta que Meg se ha dedicado a tomar un tentempié de ciervo, quedando constancia para la posteridad en este vídeo que reproduce The Verge en todo su brutal realismo. Un bocadito de media tarde para Meg, la despiadada pirámide alimenticia de la vida salvaje para nosotros. La cámara GoPro, por cierto, ha aguantado bastante bien. Abstenerse gente sensible.

Publicaciones relacionadas

Cerrar