La chica más escultural de la ComicCon no es de carne y hueso

A nadie le sienta mejor el cuero que a Catwoman, esto es así. Este hecho incuestionable debería aparecer en todas y cada una de las enciclopedias y fuentes de saber presentes y futuras, y ser ilustrado con la imagen de esta estatua a mitad de escala del personaje de DC que nos trae Kotaku, y  que está tan bien modelada que quita el hipo. Muy, pero que muy bien modelada, sí señor.

Pero el pasmoso nivel de detalle se refleja en el rostro, en esa mirada y esa sonrisa que si ya viniendo de un objeto inanimado derriten medio casquete polar, no podemos ni imaginar el apocalipsis hormonal que desencadenaría esta criatura si cobrase vida de la noche a la mañana (y a ser posible creciera a tamaño normal). La estatua, por desgracia, o por suerte para nuestro bolsillo, no está en venta, pero no importa. Estará siempre en nuestros corazones.

Publicaciones relacionadas

Cerrar