La consola mini Atari VCS ya se puede reservar

La conocimos como Atari Box, pero el proyecto fue evolucionando hasta dar forma a la consola Atari VCS. Esta nostálgica plataforma de la que ya os hemos hablado en más de una ocasión trae novedades bajo la manga, y es que su periodo de reserva ya ha comenzado, permitiendo a todos los interesados asegurarse una unidad tras pagar los 200 dólares que costará cuando salga a la venta.

Para poder hacerlo, se debe entrar en la página de Indiegogo dedicada a su campaña. El mismo lugar donde se recaudaron esos 2 millones de dólares que dieron un respaldo total al proyecto es el sitio donde ahora es posible reservarla en las dos ediciones que hay disponibles: por una parte la Atari VCS Day One Collector's Edition, que llegará con un precio de 299 dólares; y por el otro la Atari VCS Onyx, que costará 199 dólares. Cada una de ellas cuenta con diferentes materiales que definen y diferencian sus diseños, aunque poseen las mismas especificaciones y catálogo de juegos.

Las entrañas de esta máquina que aterrizará a mediados de 2019 poseen un almacenamiento de 32 GB (compatible con disco duro externo y tarjeta SD), además de estar regidas por un corazón AMD Radeon. Gracias a este, la Atari VCS es capaz de mostrar una imagen 4K con total fluidez, aunque dada la naturaleza de sus juegos tradicionales no es precisamente uno de los factores que sus compradores tenga en cuenta para disfrutar de aquellos clásicos videojuegos. Junto a esta plataforma, además, también será posible hacerse con el joystick tradicional por cerca de 30 dólares o con un pad más modernizado por 50 dólares.

Si queréis reservar vuestra unidad, ya sabéis que Indiegogo es el lugar al que debéis acudir. Por el momento no se ha concretado una fecha de lanzamiento ni tampoco un catálogo, pero hay margen de tiempo para poder ofrecer más y más detalles con los que saber todo lo que se esconde en esta pequeña cajita de juego.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar