La consola Sega Mega Drive Mini se retrasa hasta 2019

El mismo día que Sony sorprende con el anuncio de PlayStation Classic para el 3 de diciembre, SEGA pisa el pedal de freno con su consola en miniatura. Sega Mega Drive Mini, también conocida como Sega Genesis Mini, cambia su fecha de lanzamiento y se atrasa hasta 2019. La consola clásica mini que había sido fijada para un lanzamiento en 2018, cambia de año en el calendario a petición de sus responsables para conseguir un lanzamiento mucho más contundente y beneficioso tanto para jugadores como para la compañía.

Como explican desde GameSpot, SEGA ha argumentado esta decisión alegando que el motivo del cambio de fecha no es otro más que permitir un lanzamiento mundial simultáneo una vez se decidan a traerla al mercado. Además, añaden que su deseo es hacer que tenga el «nivel de calidad que esperan los fans de Sega» e incluso se deja caer la posibilidad de que se altere el diseño de esta consola, algo que podría desencadenar un producto final notablemente diferente al que vimos en el momento de su anuncio formal hace ya casi medio año.

Dado el historial de la compañía con las plataformas en miniatura, como fue el caso de la Sega Genesis Flashback a la que concedieron licencia oficial, desarrollada por AtGames, no es de extrañar que ahora quieran ir con extremo cuidado antes de lanzar nada a las tiendas. Aquella otra versión mini de su Mega-Drive traía más problemas que soluciones a los jugadores, causando una sensación general bastante mala y una imagen negativa para la firma del logo azul. Queda por ver, mientras tanto, qué ocurrirá finalmente con la Sega Mega Drive Mini que han movido a 2019.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar