La división de videojuegos de Sony se libra de los despidos

Después de que se conocieran las enormes pérdidas que había sufrido Sony en los últimos meses, su presidente Kaz Hirai anunció una reestructuración de su estructura, que pasaba por recortar unos 10.000 puestos de trabajo antes de que acabe este año. Al parecer, estos despidos no afectarán a su división de videojuegos, uno de los tres pilares en los que se apoyará la compañía para mejorar sus resultados.

Los empleados afectados por esta medida pertenecen principalmente a las secciones de televisión, publicidad y departamentos químicos. En lo que respecta a Europa, hasta 1.000 trabajadores de la sección de apoyo en marketing y ventas podrían pasar a engrosar las listas del paro en las próximas semanas.

Así pues, los jugones podremos estar tranquilos, ya que esta reestructuración no afectará a los próximos lanzamientos de las consolas de Sony.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar