La exuberancia femenina no le sienta bien a ningún personaje de videojuegos masculino

No es un tema nuevo que multitud de personajes femeninos en los videojuegos se crean para atraer la pícara mirada (y carteras) de los jugadores másculinos. Para lograrlo, se suelen pronunciar más las curvas de su anatomía, posicionarlas en posturas imposibles o, lo más común, aumentar el busto de las mismas hasta límites cuestionables. Haciendo el traspaso a personajes masculinos, el resultado es todavía más ridículo.

Este aspecto es el que ha querido destacar Dorkly, con una serie de imágenes que reflejan a algunos protagonistas como Sonic, Pikachu, Luigi o el Jefe Maestro con unos “atributos” más grandes de lo normal. Para lograr este efecto, han recogido los pechos de la guerrera Ivy, de la saga Soul Calibur y se los han insertado, como si de una operación se tratara.

El resultado, como podéis ver bajo estas líneas y en las siguientes páginas en esta recopilación, roza lo absurdo y lo grotesco. De esta forma, consiguen, indirectamente, que los jugadores se den cuenta de lo inútil que resulta implementar estas dotes a los personajes femeninos.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar