La firma Dell reemplazará sus ordenadores portátiles que desprendan un olor desagradable

Imaginaos la desagradable sorpresa de llevar a cabo un desembolso en un ordenador portátil, estrenarlo con toda la ilusión del mundo y más y notar de repente un desagradable olor. Para alguien que no tenga felinos en su casa seguramente el hedor le resultará penetrante y molesto, pero si estáis acostumbrados a vivir con gatos como mascotas y habéis tenido que cambiarles la arena alguna vez, sabréis que el olor a orina gatuna no es plato de buen gusto. Pues es justo lo que les ha pasado a varios propietarios del portátil Lattitude 6430u Ultrabook de Dell que han notado un fuerte olor como a pis de gato emanando del terminal. La explicación lógica es que algún peludo amiguito ha hecho de las suyas pero ¿y si el dueño no tiene gatos?

En realidad no es cosa de ningún pillastre felino de vejiga floja, sino que se debe a un cambio en el proceso de fabricación del reposamuñecas que ha originado este molesto defecto. Tal como informa BBC News, el olor que despide el dispositivo no es nocivo para la salud, aunque tampoco agradable, como narra esta queja recogida por la compañía: “Hace unas pocas semanas compré un nuevo Lattitude 6430u para el trabajo. La máquina es genial, pero huele como si se hubiera ensamblado cerca de una caja de arena para gatos. ¡Es realmente asqueroso!”.

Bueno, este usuario y los demás afectados que están viendo castigada su pituitaria sin razón pueden respirar tranquilos, literalmente. Dell se ha comprometido a realizar la sustitución de la pieza de marras, y asegura a sus nuevos compradores que el problema ya está resuelto, así que la compra de un 6430u ya no le olerá mal a nadie.

Publicaciones relacionadas

Cerrar