La impresión 3D ayuda a dar prótesis a este perro inválido

Las impresoras 3D no solo han de servir para fabricar diabluras como pistolas plenamente funcionales. Como toda clase de tecnología, puede usarse para buenos propósitos. Y ayudar a que Derby, un husky que nació con una deformidad en sus patas delanteras, pueda hacer vida normal es un uso muy bueno. Estas piezas creadas mediante impresión tridimensional han hecho que Derby corretee feliz.

Creadas por 3D Systems, estas dos piezas con un soporte ajustado a la fisonomía de las patas del animal le permiten desplazarse por sí mismo al soportar su peso y amortiguar el impacto con el suelo al dar cada trote hasta el punto de que, como podéis ver en el vídeo adjunto, Derby puede acompañar perfectamente a sus dueños en sus paseos, y además a buen ritmo. Una historia con final feliz que nos cuenta el medio francés Journal du Geek y que calentará vuestros corazones antes de Navidad. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar