La Justicia española confirma la condena a dos personas por piratear consolas

La piratería siempre ha sido perseguida por las autoridades, y cualquier actividad relacionada con ésta puede ser duramente penalizada, como vimos en su momento con la repentina caída de Megaupload y el encarcelamiento de su propietario, conocido como Kim Dotcom. El mundo de los videojuegos no se libra de ello, y en esta noticia es el asunto que nos ocupa.

Recientemente, la Audiencia Provincial de Sevilla ha desestimado el recurso de dos personas condenadas por piratear consolas. En total, la condena asciende a seis meses de prisión por persona, una multa de 2.160 euros y una indemnización a pagar entre los dos de 4.290 euros que será entregada a Nintendo y la Asociación Española de Videojuegos (AEVI).

Los condenados tenían repartidas tiendas comerciales en las localidades de El Rubio y Écija de la marca "Gigabyte Sistemas", y su trabajo consistía en piratear consolas de Nintendo, Sony y Microsoft, acto penado por la ley. En sus establecimientos también vendían cartuchos R4 para Nintendo DS, que permite jugar a cualquier videojuego descargado.

Fue AEVI quien, en primera instancia, procedió a realizar la denuncia por un delito contra la propiedad intelectual, caso que ha ido avanzando hasta el día de hoy. Los condenados, administrador y socio respectivamente de Digital Garaje S.L, alegaron no tener nada que ver con la piratería y vender estas consolas con otros objetivos, pero fue ratificado.

José María Moreno, director general de AEVI, afirma que con esto se están comenzando a dar pasos "para la defensa efectiva de la propiedad intelectual en España", algo que puede llegar a afectar a "miles de puestos de trabajo". Actualmente, el artículo 270.6 del Código Penal castiga la piratería con hasta 3 años de cárcel. Sin embargo, los acusados fueron condenados según lo dictaminado en el artículo 270.3, ya que el más reciente fue introducido después de lo sucedido.

Publicaciones relacionadas

Cerrar