La letalidad de los retretes en los videojuegos

La letalidad de los retretes en los videojuegos

Estaréis de acuerdo con nostros en que no hay nada más íntimo que un váter. Estos asientos de cerámica que pueblan todos los hogares son una pieza indiscutible, un miembro inamovible del mobiliario y, sobre todo, de los cuartos de baño. Un elemento que, por extraño que pueda parecer, no siempre ha formado parte de los videojuegos y, cuando lo ha hecho, ha llegado a convertirse en un arma letal.

Antes de que arqueéis la ceja, os invitamos a echar un vistazo a la imagen que hay sobre estos párrafos. Half-Life 2, con el uso de la pistola gravitatoria, nos dejó bien claro que cualquier objeto podía ser algo tremendamente peligroso si se sabe tirar, y eso incluye a estas piezas de aseo. Sin embargo, la historia de Gordon Freeman no es la única que nos ha enseñado el potencial de los váteres como armas. 

Gracias a PCGamer os traemos una lista con los váteres más letales de los videojuegos, con aquellos asesinatos que se pueden perpretar en un aseo virtual o con el aseo como tu propia arma. Quizá ahora comencéis a ver los cuartos de baño con otros ojos, al menos cuando tengáis un mando entre las manos.

 

Lanzamiento de váteres – Half-Life 2

 

 

 

Ahogamiento – Friday the 13th: The Game

 

 

 

Campeando desde la taza del váter – PlayerUnknown's Battlegrounds. ¿Te lo ponen complicado?, toma asiento en el trono y encañona la puerta con tu escopeta.

 

Brutalidad en los baños de hombre – Metal Gear Solid. En uno de los aseos de Shadow Moses podías pillar in fraganti a los guardias y aprovechar que estaban con las manos en la masa para acabar con ellos de forma rápida y letal.

 

Sé el váter – Saints Row: The Third

 

 

 

¡No metas la cabeza en el váter! – Fallout 3. ¿Meter la cabeza en la taza? Y tanto que se puede, solo que aquí puede que te traiga serios problemas en forma de radiación.

 

Muerte por hacértelo encima – Don't Shit Your Pants. Una muerte tan triste como cutre en un juego que deja claro lo que no debes hacer.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar