La Liga Pokémon ha provocado grandes traumas por estas historias

La franquicia Pokémon lleva más de veinte años entre nosotros y se ha convertido en uno de los grandes fenómenos del mundo de los videojuegos. No es para menos, pues tras su aparentemente simple argumento y su teórico carácter infantil, la saga de Game Freak y Nintendo ha ocultado muchos detalles. Tanto ha sido así que algunos incluso lo han aprovechado para sacar tajada y echarse unas risas a costa del esfuerzo de otros.

Y es que durante estas dos décadas se han generado cientos de mitos y leyendas que, a la postre, acabaron siendo falsas. Hoy queremos recordar un par de ellas relacionadas con la Liga Pokémon, el lugar final de cada título de la saga en el que debemos demostrar nuestra valía como entrenadores Pokémon. Sin más dilación te dejamos con ellas y te invitamos a que nos cuentes alguna más que recuerdes.

La primera de ellas comenzaba con la promesa de poder conseguir una bicicleta dorada que superaba en velocidad y prestaciones a cualquier otra que pudieras adquirir, concretamente el doble que una bici normal. Lo que debíamos hacer era completar la Liga Pokémon un total de cien veces para que, cuando volviéramos a visitar la tienda de Ciudad Celeste en Pokémon Rojo, Azul y Amarillo, se nos ofreciera esta recompensa.

Eran otros tiempos, por lo que no muchos podían acudir a la red de redes para comprobar la veracidad o falsedad de este rumor, por lo que hubo quien le echó valor y mucha paciencia y completó la Liga un centenar de veces. Como podrás imaginar, al ir a hablar con el dependiente de la tienda de bicicleta nada cambiaba en sus diálogos y lo que habíamos hecho no era más que una enorme pérdida de tiempo y esfuerzo.No te vayas, porque hay más.

La otra de las leyendas urbanas que hoy te queremos recordar es la de Ciudad Neón. En su incansable afán por relacionar los juegos con el anime, muchos fans aseguraban que la mencionada urbe, siempre repleta de color y luces, también podía ser visitada en los títulos de la primera generación. Para conseguirlo tendríamos que superar la Liga Pokémon cincuenta veces seguidas, sin guardar partida y sin curar a los Pokémon ni una sola vez.

Al hacerlo deberíamos iniciar una nueva partida y, al comenzar, nos veríamos frente al USS Anne y junto al Profesor Oak, que nos invitaría a coger el barco para llegar hasta Ciudad Neón. Ahí encontraríamos cosas nunca antes vistas en el juego, pero, como de costumbre, todo era mentira. De hacerlo habrías perdido un valioso tiempo y, además, te habrías cargado tu partida buena para volver a empezar de cero.

Cerrar