La mejor herramienta de Sekiro: Shadows Die Twice es el Abanico de Hierro

El escudo permite resistir frente a ataques letales de algunos jefes.

Abanico de Hierro

En el mundo de Sekiro: Shadows Die Twice hay muchas herramientas que pueden ayudar a sobrevivir ante los arduos combates. La periodista Heather Alexandra de Kotaku, ha averiguado la utilidad de una de las herramientas defensivas más destacadas del último juego de From Software, el Abanico de Hierro, una especie de paraguas escudo que ya ha sido recreado en la vida real.

El Abanico de Hierro, la principal herramienta defensiva de un juego principalmente basado en la ofensiva, no parece muy remarcable de primeras pero logra sobresalir por su capacidad para aguantar ataques de todo tipo: físicos, ígneos, espectrales… y desde cualquier dirección así como facilita los desvíos. Se consigue al comprárselo al Sombrerero Negro, el cual está ubicado en una casa donde está la tumba antigua del Castillo de Ashina.

Alexandra decidió experimentar en su segunda partida con las herramientas que proporcionaba el juego en vez de con la prótesis y sus variantes y el Abanico le ayudó especialmente a hacer frente al Demonio del Odio y a los Guerreros Shichimen, absorbiendo daño de ataques de estos enemigos que pueden matar al jugador en cuestión de segundos.

Nacho Pena

Sociologo y comunicador coruñés. Devorador de cine, series TV, videojuegos, libros y cómics, de los cuales tengo la suerte de poder escribir sobre ellos en diferentes sitios.

Publicaciones relacionadas

Cerrar