La memoria RAM DDR5 coquetea con un lanzamiento en 2019

Las miradas siguen oteando el horizonte en busca de la mayor innovación posible en el campo del hardware. Tras mostrar NVIDIA su nueva gama de tarjetas gráficas, con una 2080 en cabeza que no parece estar dando los resultados que se desearía, y de hacer Intel lo mismo con su nueva generación de procesadores; el sector de la memoria RAM comienza a esbozar líneas sobre su próximo estándar. La memoria RAM DDR5 mira a 2019 como su posible año de lanzamiento, y promete grandes cambios para los ordenadores de los usuarios y las videoconsolas del futuro.

Mejorar la eficiencia energética, aumentar la cantidad de almacenamiento y ofrecer un aumento en las frecuencias. Estas son las 3 máximas que se persigue con la memoria DDR5. Tal y como señalan desde AnandTech, una de las diferencias más importantes que traerá esta nueva RAM es el uso de chips de 16 GB; aunque estos actualmente existen, son casos muy contados y no permiten trabajar a frecuencias lo suficientemente grandes. Ahora, compañías como Micron estiman comenzar con la fabricación de estos componentes en la recta final de 2019, usando procesos de fabricación por debajo de los 18nm para garantizar esa densidad y la posibilidad de aumentar la frecuencia.

Las cifras principales en las que se moverán los primeros módulos de RAM DDR5 parten de los 4800 MHz de frecuencia base, aunque se estima que alcancen los 6400 MHz con el paso del tiempo. Del mismo modo, el aumento de canales de los 12 actuales hasta los 16, en combinación con la capacidad de los chips, augura equipos con un total de hasta 128 GB de RAM instalados. Este total suena bastante tentador para compañías, aunque se aleja de las necesidades del consumidor doméstico. Como último punto de interés, una de las funciones principales de estas memorias será la inclusión de reguladores de voltaje independientes en los módulos. La memoria podrá gestionar con mayor independencia la electricidad que le llega sin necesidad de recaer en las demandas de la placa base.

Por el momento, Micron y Cadence son los dos principales fabricantes que se han animado a hablar de fechas, estimando 2019 como el año con el que empezar la fabricación y distribución. Su objetivo principal es el montaje en centros de datos y servidores, por lo que no se espera ver esta tecnología en hogares hasta el año 2020. Esperamos que, con su llegada, los precios se normalicen y se recuperen tras el enorme pico de principios de 2018.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar