La nueva técnica de renderizado de Disney podría hacer avanzar el mundo de la animación

El cine de animación ha progresado a pasos agigantados desde que las técnicas infográficas hicieron su aparición, pero el proceso de renderizar una secuencia sigue siendo largo y costoso. Principalmente porque hay que tener en cuenta cada elemento que va a ser iluminado, lo cual supone calcular la trayectoria de cada haz de luz intervenga en la toma en cuestión. El problema es que muchos de estos cálculos no tienen relevancia en la escena final debido a que no todos estos haces tienen una incidencia relevante y por parto supone gastar esfuerzo en algo que no se va a percibir. O peor aún, que haga destacar algo que no se desea mostrar. Pero hay que hacerlo. O había, hasta ahora. 

Disney, desde su departamento de investigación y desarrollo en Zurich, ha dado con la solución a esta cantidad de trabajo y proceso innecesario mediante el desarrollo de un algoritmo que calcula la probabilidad de que un haz de luz determinado sea, por así decirlo, de utilidad para lo que se quiere mostrar en un momento dado. Es decir, que no esté obstaculizado, refractado o no reúna los requisitos como para que lo que se muestre bajo esa luz se considere relevante. El algoritmo se presenta en sociedad a través de la web de sus propios desarrolladores, que además hacen una comparativa entre el método que se usaba hasta ahora y el suyo en las imágenes que adjuntamos. Podréis ver que la diferencia es notable.

Aunque esta tecnología contribuye a eliminar el ruido de la imagen, sus creadores también hacen notar que es algo que ahora mismo no se puede eliminar totalmente. Sin embargo, su fórmula “lo reduce significativamente”, y al ignorar los puntos luminosos que no son importantes, supone una mayor eficiencia traducida en tiempo y costes. Es de esperar que lo veamos puesto en práctica en futuras producciones.

Publicaciones relacionadas

Cerrar