La nueva Xbox Series X será retrocompatible con todo el catálogo anterior de Xbox desde su lanzamiento

La próxima máquina de Microsoft podrá ejecutar todos los títulos de otras generaciones de Xbox.

Xbox Series X es la nueva consola más potente de Microsoft para esta siguiente generación en la industria del videojuego. La máquina se pondrá a la venta el próximo 10 de noviembre por 499 euros y contará con un gran catálogo de juegos AAA de lanzamiento. Dos de los más destacados serán: Assassins’s Creed Valhalla y Yakuza: Like a Dragon, que adelantaron su fecha inicial de salida para coincidir con Xbox Series. Ahora bien, una función fundamental de estas nuevas máquinas será: la retrocompatibilidad.

En la anterior generación, One S y One X, ya permitían reproducir mediante disco (o descargar digital) la emulación de otros juegos de la familia de Xbox. Pues hoy, nos hemos enterado que todos los juegos de anteriores generaciones de juegos de Xbox (menos los que requieren Kinect) serán perfectamente compatibles en las consolas Xbox Series X y S en sus lanzamientos.

Retrocompatibilidad total en Xbox Series

La propuesta, en resumen, consiste en reproducir miles de juegos de las tres generaciones previas exprimiendo las capacidades de Series X y Series S e implementando mejoras de distinta índole en todos ellos. Así, prometen, «todos los juegos compatibles ofrecerán el mejor rendimiento posible», incluyendo mejoras sustanciales en la tasa de frames, la resolución y los tiempos de carga. El director de Management, Jason Ronald, ha confirmado mediante su twitter oficial que después de más de 500.000 horas de testeo, la nuevas consolas Series S & X ofrecerán retrocompatibilidad total con los juegos de Xbox, 360 y One el día de salida: 10 de noviembre.

Mejoras gráficas en juegos antiguos

Por si fuera poco, Microsoft cuenta con un equipo de ingenieros encargados de desarrollar y mejorar el sistema de retrocompatibilidad de sus consolas para que cualquier título, sin intervención o trabajo adicional de sus desarrolladores originales, pueda aprovecharse de estas mejoras. Así, volveremos a ver cómo juegos con resoluciones originales de 360p, 720p o 1080p alcanzan los 4K al ser jugados en Series X y Series X al tiempo que contarán con filtro anisotrópico 16x en la inmensa mayoría de casos.

La última de las principales mejoras detalladas por Microsoft es el HDR automático; este modo de imagen, que mejora sustancialmente el rango de luminosidad y colores, empezó a ser implementado hace apenas unos años en algunos títulos de Xbox One pero es una opción con la que no cuentan ninguno de los juegos de Xbox y Xbox 360 así como cientos de los lanzados en la presente generación.

Alberto Palacios

Jugador de videojuegos y redactor de contenidos de Alfa Beta Juega.
Cerrar