La Orquesta de la Cámara Nacional Danesa interpreta la composición Tango Jalousie tras ingerir chiles picantes

Tocar un instrumento no es nada fácil, pero hacerlo en una orquesta lo es menos. A la dificultad de tocar con precisión las notas y mantener el ritmo se le añade sonar en armonía con el resto de compañeros, siguiendo por si no fuera bastante las indicaciones del director. No obstante, las cosas se pueden complicar bastante si, durante la actuación, se toman unos cuantos chiles picantes como hicieron los músicos de la Orquesta de la Cámara Nacional Danesa.

Esta extraña hazaña procede de una propuesta que el comediante danés Claus Pilgaard les expuso. Conocido como Chili Klaus por su amor hacia el chile, este actor incitó a los componentes de la Orquesta de la Cámara Nacional Danesa a interpretar el tema Tango Jalousie de dos formas. Primero lo harían con cotidianidad, tocando sin ningún tipo de alteración. Pero a mitad de la actuación, llegaría un tedioso e inesperado momento.

Los integrantes de la Orquesta paran, cogen uno de los chiles más picantes del mundo y se lo comen. Tras esta pequeña pausa, prosiguen con el tango. Pero claro, ya nada es igual. Aunque al principio logran soportar los picores, los últimos compases cada vez se hacen más duros y los músicos comienzan a llorar o a toser, siguiendo a duras penas con la composición. Algo que se hace más duro todavía para aquellos que hacen uso de instrumentos de viento.

Si queréis ver como acaba el Tango Jalousie más “picante” de todos, no tenéis más que ver el vídeo que os dejamos a continuación.

Publicaciones relacionadas

Cerrar