La presión de los fans no fue el detonante para que The Last Story llegase definitivamente a Occidente

Power to the People. En el mundo de los videojuegos se dan casos en que la presión social parece el detonante de reacciones por parte de la distribuidoras en el lanzamiento de los videojuegos. El último título de Mistalker, el genial The Last Story, parecía que iba por este camino, pues no se apostaba por un lanzamiento occidental.

Sin embargo, el juego salió a la venta, pero Ken Berry, responsable de la distribución del título, asegura que no fue por la presión de los fans. Así lo ha explicado él en el portal Kotaku: “quizá la gente dio por sentado directamente que Nintendo no iba a distribuir el juego, que no iba a salir, pero estaban muy receptivos desde el principio”.

Y sigue: “Nintendo tiene sus propias reglas. A nosotros no nos afectaban en absoluto porque tambien tenemos nuestros propios requerimientos que seguimos con nuestros juegos potenciales y The Last Story cumplía nuestros requisitos”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar