La privacidad de Gmail, en entredicho

El caso Snowden en el que un ex-analista de la CIA ahora perseguido por el mundo, demostró que la Agencia de Seguridad Nacional, NSA, de Estados Unidos nos espiaba hasta cuando íbamos al baño, está poniendo en entredicho y en aprieto a muchas grandes empresas como Google.

El portal Consumer Watchdog está poniendo de manifiesto la defensa que están haciendo los abogados de Google ante el número de demandas que se les vienen encima por la privacidad de servicios de mensajería como Gmail.

Google asegura lo siguiente: "De la misma manera en que con una carta de un colega de negocios éste no se pueda sorprender de que su secretaria o asistente cojan y abran la carta, la gente que utiliza correo electrónico web hoy en día no puede sorprenderse si los correos se procesan por el receptor o proveedor de servicios mientras sucede el transcurso del envío. Es más, una persona no puede tener una expectativa legítima de privacidad sobre la información que ofrece voluntariamente a terceras partes".

La argumentación prosigue asegurando que aceptamos esta falta de derecho a la privacidad en las condiciones del servicio. Vamos, lo que Google viene a decirnos es que tenemos que aceptar que el cartero nos abra las cartas antes de recibirlas.

Evidentemente, Google basa su negocio en la publicidad contextual y para ello necesita analizar los correos que recibimos. Pero una cosa es el interés comercial y otro el de la privacidad necesaria por cuestiones políticas e incluso personales.

¿Qué pensáis del asunto?

Publicaciones relacionadas

Cerrar