La privacidad de los usuarios de WhatsApp está en peligro

Mientras Mark Zuckerberg se ve envuelto en un tremendo escándalo por la filtración de los datos de los usuarios de Facebook, parece que una de las ramas donde se extiende la compañía tras la más que famosa red social comienza a torcerse de mala manera. La preocupación por la privacidad de quienes usan WhatsApp es algo que comienza a aflorar no solo entre la comunidad, sino también entre quienes crearon la aplicación hace ya varios años.

Algo que ha manifestado Jan Koum. El cofundador de WhatsApp, ahora retirado de la compañía, era uno de los que más peleaba contra las políticas del gigante de Zuckerberg. Tal y como ha revelado una fuente anónima al New York Times, «Koum intentó frenar esas políticas siempre que le era posible, pero tenía la sensación de que la directiva de Facebook no se tomaba en serio todas las preocupaciones de seguridad y privacidad que manifestaba», algo que apunta a las modificaciones en los términos de uso y privacidad que se están implementando en la app.

Con Jan Koum fuera, la directiva tiene más fácil que nunca el seguir avanzando por esos derroteros donde el antiguo cofundador siempre ponía impedimentos. El principal asunto que ronda la cabeza de todos los que se preocupan por los avances que se hagan en esta materia tiene que ver con el rastreo excesivo de información. En una época en la que las redes se ha convertido en el principal medio de tráfico de esta, hay mucho miedo porque una de las apps más extendidas a nivel global se convierta en el caldo de cultivo para prácticas de dudosa legalidad en lo referente al registro y difusión de datos sobre los usuarios que la utilizan.

Mientras tanto, Facebook asegura estar plenamente comprometida con la seguridad y la privacidad de esa gran legión de personas que recurren a los servicios del sistema de mensajería. Sin embargo, los indicios y el ruido sobre la llegada de la publicidad a WhatsApp siguen apareciendo. Allá por febrero, un cambio en los términos de uso apuntaba a esta posibilidad, y es más que probable que los responsables del sistema decidan seguir tirando de ese hilo en el futuro.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar