La realidad virtual provoca que a algunos usuarios les cueste regresar a su mundo

La realidad virtual provoca que a algunos usuarios les cueste regresar a su mundo

¿Hasta qué punto va a cambiar la realidad virtual el mundo? No solo a nivel de videojuegos, sino la concepción que tenemos de él. Parece ser que en algunos casos experimentar con estos dispositivos está provocando efectos dignos de una cinta de ciencia ficción. Para muchas personas después de experimentar con un dispositivo VR les ha costado volver al mundo real, ya que su mente aún dudaba sobre si era verdad lo que veía o seguía en un universo digital.

Tal y como se muestra en The Atlantic, hay usuarios que tras quitarse el dispositivo de realidad virtual sentían que aún se movían dentro de un espacio digital e irreal. Al menos, eso es lo que les decía su mente. En definitiva, las gafas VR afectaron a su capacidad de entender el mundo que les rodea y a la capacidad de emplear sus sentidos.

“Yo entendía que la demostración había terminado, pero era como si una parte de mi mente no estuviera del todo segura. La situación me generó un miedo existencial muy extraño y la única manera con la que podía deshacerme de ese sentimiento era caminar alrededor o tocar las cosas que me rodeaban”, comenta una de estas personas.

 

Esto quiere decir que la realidad virtual puede hacernos olvidarnos del mundo real y engañar al cerebro sobre lo que en verdad está sintiendo. Una inmersión total que confunda a nuestra mente y haga pensar que lo que aprecia a través del dispositivo VR es lo cierto, y viceversa. Por el momento no hay nada que diga que todos los individuos que vivan estas experiencias sientan estos casos.

Dicho de otro modo, esta confusión depende más de la persona que use la realidad virtual y la capacidad de su mente y no es una norma común. Aunque también podría decirse que aunque algunos individuos tengan más defensas contra este asunto, es posible que acaben sintiendo lo mismo si se exponen una y otra vez.

¿Qué opinas tú? ¿Alguna vez sentiste que no habías regresado al mundo real una vez que te habías quitado las gafas? ¿Podría ocurrir como en Matrix y vivamos en un mundo virtual y que por ello al usar estos dispositivos no se sienta diferencia?

Cerrar