La saga Uncharted fue un infierno para los desarrolladores de Naughty Dog

La saga Uncharted fue un infierno para los desarrolladores de Naughty Dog

El mundo de los videojuegos es duro y despiadado, por lo que los desarrolladores deben invertir muchísimas horas para poder terminar su juego a tiempo y cumplir con los plazos marcados. Eso es lo que ocurrió también en Naughty Dog durante la creación de la franquicia Uncharted. Así lo ha confesado la exguionista y exdirectora del estudio californiano Amy Hennig.

En una charla con el podcast Idle Thumbs, Hennig ha hablado sobre el modelo actual “insostenible” de creación de triples A. Y es que la actual trabajadora de Electronic Arts asegura que durante su estancia en Naughty Dog trabajó una media de 80 horas semanales. Especialmente duro fue tras la conclusión de Uncharted 2, cuando la compañía se dividió en dos para trabajar en Uncharted 3 y The Last of Us.

“Hubo algunas excepciones en que me podía tomar un par de días libres, pero lo normal era trabajar todos los días de la semana, al menos 12 horas al día. Muchos trabajadores de Naughty Dog también trabajaban muchas horas, pero un rol de líder como el mío exigía aún más”. ¿Qué opinas de las condiciones laborales que hubo de sufrir Amy Hennig?

Publicaciones relacionadas

Cerrar