La Tierra-Media: Sombras de Guerra: El cambio en el sistema Némesis que lo hará un juego mucho mejor

El cambio en el sistema Némesis de La Tierra Media: Sombras de Guerra lo hará un juego mucho mejor

Hace algunos días conocimos el título que sería la secuela de Sombras de Mordor. Y si su gameplay nos volvió a presentar el Sistema Némesis que pudimos disfrutar en el primer juego, ahora, con Sombras de Guerra, Monolith ha querido dar un paso más allá.
 
Porque como informan desde Kotaku, el nuevo Sistema Némesis será mucho más grande de lo que hemos visto en Sombras de  Mordor. Para el que no jugara al título original, este sistema se basaba en algo así como un sistema de jerarquías, donde orcos anónimos podían ir ascendiendo de posición en el ejército de Sauron por sus actos notables en la batalla. Unos actos que casi siempre se reducían a matarnos. Por lo que gracias al Sistema Némesis el juego iba creando su propia trama, dependiendo de las veces que muriésemos. Además, por otra parte, si acabábamos con la vida de cualquiera de estos poderosos generales, al cabo de un tiempo el juego generaría nuevos enemigos a los que acabaríamos conociendo ‘interrogando’ a distintos orcos.
 
Sin embargo, la diferencia principal entre ambos juegos se encuentra en lo que podría ser una distinción de géneros. Porque mientras que Sombras de  Mordor nos presentaba una lucha de guerrillas, donde debíamos hacer uso del sigilo y de ataques rápidos, Sombras de Guerra nos permitirá presenciar la guerra de primera mano en enfrentamientos de ejército contra ejército.
 
Además, en esta ocasión Talion, protagonista del juego, ha encontrado la forma de “convencer” a los orcos de que se unan a su bando. Lo que supone un increíble añadido al Sistema Némesis. Porque ahora, dejando de lado lo de que nuestros enemigos se vuelvan más fuertes, podemos crearnos aliados dentro del bando de Sauron. Sin embargo, esta novedad funciona de dos formas. Por un lado, haremos crecer nuestro ejército al mismo tiempo que nuestros nuevos amigos se vuelven cada vez más poderosos. Pero por otro, ahora tendremos que estar pendientes no solo de nuestra vida, sino también de la suya. Seguimos en la siguiente página.
 
 
 
Porque el mero hecho de dejar atrás a uno de los orcos de nuestro bando, o de realizar cualquier otro tipo de acciones que podrían considerarse deshonestas contra nuestros aliados, traerán consecuencias. Siendo la más directa, la inmediata traición del orco al que hayamos abandonado que se pasará al bando enemigo. Y ahora sí, aquí es donde volverá a entrar el Sistema Némesis tal y como lo conocemos. Porque nuestro anterior aliado, ahora será mucho más fuerte.
 
Por otra parte, como ya hemos dicho, ahora el juego nos permitirá dirigir nuestro propio ejército, que cada vez será más numeroso. Y esto nos permitirá, por ejemplo, enfrentarnos a un trol casi sin tener que mancharnos las manos, o conquistar distintas fortalezas del enemigo.
 
De nuevo, el Sistema Némesis creará relaciones entre los orcos, que podrán ser de hermandad, de rivalidad, etc. Y esto hará que, por ejemplo, si muere un orco que está enemistado con otro, el superviviente podrá volverse más fuerte. En cambio, si lo hace uno que comparta una relación de amistad, el que quede vivo podrá guardarnos rencor de alguna manera. Además, ahora Monolith está esforzándose por crear orcos con unos detalles más personalizados. Por ejemplo, si en Sombras de Mordor la mayoría de ellos tenían cicatrices aleatorias, en Sombras de Guerra nos encontraremos con orcos que presentarán quemaduras, lo que indicará que son más resistentes al fuego, y que atacarán sobre todo, cuando haya fuego de por medio.

Cerrar