“La venta de Game es un objetivo realizable”

Una vez que Game se declaró en quiebra, los organismos británicos han encargado a PricewaterhouseCoopers (PwC) la gestión de esta fase, que ha supuesto como primera medida el cierre de 277 tiendas en el Reino Unido.

Mike Jervis, uno de los principales responsables de PwC, se ha mostrado esperanzado en solventar la situación de la cadena de establecimientos. "Creemos que hay sitio para una tienda de venta de juegos especializada en los territorios en los que está operando, incluyendo el más grande, Reino Unido", “Por lo tanto”, añadió Jervis, “confiamos en que lograr la venta del negocio es un objetivo realizable".

Ahora existen dos vías. La primera, vender los activos más importantes (las filiales extranjeras). Y, si no se consigue, la segunda es desmantelar la empresa. En diez días, periodo que establece la ley británica, sabremos la respuesta.

Publicaciones relacionadas

Cerrar