Lady Gaga, acusada de tramposa por inflar las visitas de su último vídeo en Youtube

El verano está ya llegando a su fin, y con él, la competición por ser "la canción del verano" o uno de los últimos retos que aforntan los fans de los principales artistas pop: "el vídeo de Youtube del verano más visto en su estreno". Esta práctica, la de reproducir de manera incesante los vídeos de un artista el día de su estreno para conseguir marcar récords, se ha hecho extremadamente popular de la mano de cantantes como Justin Bieber o One Direction, que fomentan estas "guerras de fans". Pero si hay una artista que se mantiene en contacto con sus legiones de seguidores y que le encanta esta competición esa es Lady Gaga, que ha visto, sin embargo, como el tiro le ha salido por la culata.

La extravagante cantante ha publicado recientemente Applause, su nuevo videoclip que encabeza la lista de canciones de ART POP, su nuevo trabajo. Ante el anuncio del estreno de este nuevo vídeo, sus fans conocidos como "little mosters" se prepararon para un largo día de reproducciones en Youtube, con el objetivo de superar el record de número de visionados que ha cambiado tres veces este verano: primero fueron las 10,6 millones de visitas de "Beauty & a Beat" de Justin Bieber, luego las 10,7 millones de visitas de "We can't stop" de Miley Cyrus y finalmente, aún ostentando el podio, las 12 millones de visitas de "Best Song Ever" de One Direction. Tras pasar el día del estreno, Youtube tardó en dar el número de visitas que recibió Lady Gaga, para finalmente anunciar que apenas había rebasado los 7 millones de visitas. Los fans, confusos, empezaron a mandar mensajes diciendo que la cifra era falsa porque esta cambiaba según el país desde donde se revisara, asegurando, por ejemplo, que sólo en Europa el vídeo había tenido más de 15 millones de visitas.

Fue entonces como el famoso portal de vídeos volvió a hablar sobre el asunto, diciendo que la cantante o sus fans habían utilizado técnicas fraudulentas para inflar las visitas del vídeo, como proporcionar links a sus seguidores con los que se llegaba a una lista de reproducción donde se encontraba el vídeo repetido más de 150 veces, de modo que estos sólo tenían que dejar el PC encendido y reproduciendo la canción, tal y como hemos leído en Efe Futuro.

No es la primera vez que se pone en entredicho la fiabilidad de la inmensa masa de fans de Lady Gaga, pues la compañía Status People ya denunció hace unos cuantos meses que el 70% de sus seguidores en Twitter eran usuarios falsos o cuentas inactivas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar