Las 10 peores secuelas de grandes sagas de videojuegos

Las 10 peores secuelas de grandes sagas de videojuegos

Cualquier jugón que se precie reza por que el comienzo de una propiedad intelectual en el mundo de los videojuegos se convierta en una gran saga que sea recordada con el paso de los años. Sin embargo, el éxito lo pervierte todo y hace que las compañías traten de estirar el chicle y lanzar más y más títulos que sigan rentabilizando la buena acogida de sus franquicias.

A lo largo de la historia, por tanto, ha habido muchos casos de grandes sagas de videojuegos que han tenido secuelas que han quedado muy lejos de la calidad estándar del resto de juegos de la serie. Hoy, en relación a este tema, te traemos algunas secuelas recientes de grandes franquicias que, precisamente, no estuvieron a la altura de lo esperado, lo que no implica que sean malos videojuegos.

Aquí tienes nuestra lista de diez peores secuelas de grandes sagas de videojuegos. ¿Cuáles más añadirías tú?

Resident Evil 6

Si existe una saga por excelencia venida a menos esa es Resident Evil. Aunque su quinta entrega numerada ya fue criticada por los usuarios por muchas razones, lo cierto es que el súmmum de la mediocridad lo alcanzó Resident Evil 6, que se convirtió en un auténtico shooter en tercera persona y mató la esencia de la saga. Rezamos para que Resident Evil 7 esté a la altura.

Assassin’s Creed 3

Tras la trilogía de Ezio Auditore, que también tuvo sus altibajos, Ubisoft decidió trasladar su franquicia estrella, Assassin’s Creed, a Estados Unidos. Por supuesto, los americanos no podían disfrutar de una saga histórica sin ver representado a su país. El resultado fue un decepcionante desfile de los personajes históricos estrella que no parecían encajar nunca en la historia de un descafeinado Connor. Por no hablar de la parte del presente…

Uncharted: El abismo de oro

Incluso el gran Nathan Drake ha tenido sus horas bajas, aunque no fuera culpa de Naughty Dog ni se lanzara en una consola de sobremesa de Sony. El abismo de oro para PlayStation Vita no es un mal título, pero dista muchísimo de la calidad que han ofrecido Drake, Sully y compañía a lo largo de tantos años en sus entregas numeradas.

Killzone: Shadow Fall

PlayStation 4 esperaba comenzar con buen pie la nueva generación de consolas con Killzone: Shadow Fall, el que era su juego estrella de lanzamiento. Dejando la brutal calidad gráfica a un lado, el nuevo capítulo de la saga de Guerrilla Games hacía gala de un modo campaña totalmente olvidable y un multijugador que nunca llegó a enganchar a los jugadores.

Dragon Age II

A veces toca pagar el precio de una enorme primera parte y eso es precisamente lo que le ocurrió a BioWare con Dragon Age II. Si bien muchos creen que se trata de un fantástico juego, la comparación con su antecesor (y ahora también con su predecesor) le dejan en pañales. Menos calidad gráfica y un argumento menos inspirado son sus grandes problemas.

Mass Effect 3

Pero BioWare ha tenido quejas respecto a sus secuelas por partida doble. Y es que la saga Mass Effect no tuvo, para muchos, un final a la altura. Su tercera entrega olvidaba cualquier rastro de exploración espacial y se convertía en un constante tiroteo, empañado, además, por el escaso efecto de las decisiones tomadas durante toda la serie.

Silent Hill: Downpour

Cuando una franquicia de terror funciona se la suele acabar sobreexplotando para sacar más réditos económicos. Le ha pasado a Resident Evil y también a Silent Hill. Tras sus notabilísimas entregas numeradas comenzó el desastre. Homecoming, Shattered Memories… y Downpour. Se trata del perfecto ejemplo de cómo cargarse la esencia de una saga. Acción y Quick Time Events a mansalva para un título que poco o nada tiene que ver con los originales.

Tom Clancy’s Rainbow Six Vegas 2

Hasta una franquicia de la talla de Tom Clancy tiene productos que no están a la altura. Rainbow Six Vegas 2 no era un mal juego, pero hacía gala de una historia sin mordiente, una inteligencia artificial muy mejorable y un apartado multijugador completamente deficiente. No fue la mejor idea que ha tenido Ubisoft, eso está claro.

Dead Space 3

Hablando de pérdidas de esencia. Dead Space ha sufrido un proceso similar a muchas otras sagas de terror. Sus dos primeras y fantásticas entregas respetaban la estética tenebrosa y la acicalaban con unos cuantos tiros que nos permitieran defendernos de los enemigos, pero el tercer capítulo se volvió, como de costumbre, en una verdadera batalla campal pero en el espacio.

Gears of War Judgement

Cerramos esta lista con Judgement, la que ha día de hoy sigue siendo la peor entrega de la saga Gears of War. Muchos recriminan su historia o su poco inspirado modo multijugador online, pero lo cierto es que la mayor controversia venía originada por un incomprensible cambio en la jugabilidad que rompía todo lo visto hasta ese momento… aunque ninguno de los cambios fue recibido de buen grado. Menos mal que está Gears of War 4 en el horizonte.

Cerrar