Las 15 habilidades ocultas de los trajes de Spider-Man

Las 15 habilidades ocultas de los trajes de Spider-Man

Con Spider-Man: Homecoming todos pudimos ver uno de los trajes más tecnológicamente avanzados del Hombre Araña. Gracias a la mano de Tony Stark, ese joven e inocente Peter Parker era capaz de hacer cosas más impensables todavía en la película publicada por Marvel. Sin embargo, y por mucho que dejara a más de uno con la boca abierta, esto no es nada comparado con lo que el superhéroe ha sido capaz de hacer en todos sus cómics.

ScreenRant ha hecho un amplio ejercicio de recapitulación y se ha puesto manos a la obra para sacar a la luz las habilidades más impensables de este arácnido personaje. A través de sus numerosas aventuras e historias alternativas, Parker y otros tantos que han ostentado el título de Spider-Man por él, ha demostrado contar con uno de los mayores abanicos de poderes de la historia de los superhéroes. Y es que su traje rojo y azul ha sido capaz de esconder todo tipo de sorpresas.

A continuación, puedes ver las 15 habilidades ocultas de los trajes de Spider-Man.

Convertirse en un traje a prueba de balas

A pesar de ser muy fuerte, la piel de Spider-Man es como la de cualquier persona, lo que significa que las balas también pueden hacerle mucho daño. En una de sus sagas, un grupo de villanos toma Nueva York usando unas potentes armas de fuego. Peter Parker debe reinventar su traje para hacer que sea a prueba de balas. Le hacía más lento, sí; pero era imposible de perforar.

Mezclarse con las sombras

A finales de los 90, uno de los arcos de The Amazing Spider-Man contó la historia de cómo el héroe arácnido tuvo que crear 4 identidades diferentes para limpiar su nombre de unas acusaciones de asesinato. Una de estas, conocida como Dusk, aprovechaba un traje regalado por el líder de un grupo de rebeldes de la Zona Negativa que, además de permitirle camuflarse entre las sombras, también le confería la habilidad de volar.

Usar sensores biológicos

En los cómics de Civil War, Tony Stark obsequia a Peter parker con el traje Iron Spider. Además de contar con un montón de gadgets de avanzada tecnología, este permite a su portador observar las constantes vitales de otras personas gracias a los sensores biológicos que lleva. Probablemente, este sea el traje que nuestro héroe rechazó en la reciente película de Marvel.

Usar brazos retractables

Esta es otra de las mejoras del traje Iron Spider. También conocidos como «waldoes», este trío de patas de araña articuladas hechas de hierro monoatomico cuentan con cámaras y la capacidad de crecer a gran velocidad. Además de ser realmente chulas, han demostrado ser de lo más práctico para Parker.

Usar cuchillas de combate

Durante la Serpent's War, Peter Parker adquiere un traje denominado «Fear Itself», elaborado también por Tony Stark. Hecho de Uru, lo que le confería una dureza extrema, contaba con dos cuchillas en los antebrazos para poder acabar con las peores amenazas.

Hacerse invisible

La Stealth Armor, traje hecho por el propio Peter Parker, está pensada para defender al héroe de los peligrosos gritos de Hobgoblin. Su gran baza, además de esta inmunidad, es la capacidad para evitar tanto la luz como el sonido a su alrededor, haciéndolo prácticamente invisible.

Autorreparación

En 2011, Spider-Man se une a los 4 Fantásticos tras la muerte de la Antorcha Humana. Al unirse, recibe un nuevo traje para poder forma parte de la patrulla. Dado que está hecho de Moléculas Inestables, como los trajes de Reed, Sue, Ben y el difunto Johnny, cuenta con la habilidad de autorrepararse, además de no ensuciarse nunca y poder cambiar de aspecto.

Cambiar de color

El Spider-Man del año 2099, Miguel O'Hara tiene un traje totalmente distinto al que todos conocemos del hombre araña. Con una araña similar a una calavera y un mayor predominio del azul,este también está hecho de Moléculas Inestables, con todas las ventajas que ya hemos citado.

A prueba de ultrasonidos

Tras muchas andanzas, el superhéroe se ha visto en la necesidad de modificar su traje numerosas veces. Una de ellas dio lugar al Spider-Armor MK IV, uno cargado de grandes habilidades. De todas ellas, la más peculiar es la que le permite aislarse de potentes ondas sónicas. Desde luego, es una de las versiones del traje más poderosas que el personaje ha llevado en su historia.

Usar telas de araña generadas con la mente

El Ultimate Symbiote Suit creado por Eddie Brock y Richard Parker es un intento de crear algo capaz de curar a las personas de las enfermedades. Ese era su objetivo, aunque el resultado fuera el Venom que todos conocemos a día de hoy. En un momento, Spider-Man recibe las influencias del peligroso simbioide, recibiendo una serie de poderes poco comunes como la habilidad para generar telas de araña solo con la mente.

Usar Spider-Brazos

En el número 700 de Amazing Spider-Man, el Dr. Octopus es capaz de intercambiar su cuerpo por el de Parker durante la batalla final de ambos. Mientras Peter está falleciendo en el cuerpo de su enemigo, este es capaz de ver todos los recuerdos de Spider-Man y decide convertirse en alguien mejor que él. A la larga, asume la identidad del propio Parker y mejora su traje por completo para combatir al mal como nadie nunca antes. Entre las mejoras, como cabría esperar de este individuo, están unos Spider-Brazos bastante prácticos.

A prueba de llamas

El traje MK IV que hemos mencionado varios puntos más arriba es uno de los mejores que ha tenido Spider-Man. Cuenta con todos los avances tecnológicos de los anteriores, pero también con otras mejoras que el protagonista jamás habría imaginado. Su material, que da a Parker una defensa extrema, es capaz de soportar altísimas temperaturas. De hecho, ni el calor de la Antorcha Humana le pasa factura.

Camuflaje

Hay que reconocer que el traje de Spider-Man no es algo que invite a pasar desapercibido. Por eso, una de las mejoras que le ofrece el simbioide en una de esas etapas en las que ambos se cruzan suena de lo más apetecible para el superhéroe. Este ente tan peligroso, además de permitirle crear telarañas con extrema facilidad, también le da la posibilidad de llevar la ropa que desee con tan solo pensarlo.

Usar brazos mecánicos

Esta vez no son patas de araña, esta vez son brazos reales, con manos. El Spider-Man del año 2211, Max Borne, lleva un traje que respeta los colores del de siempre, pero se olvida del patrón de telaraña y prefiere llevar un casco en la cabeza. Estos no son los únicos cambios, ya que también incluye cuatro brazos mecánicos que se parecen tremendamente a los del Dr. Octopus.

Controlar un dron

Es uno de los momentos clave de Spider-Man: Homecoming. Usando el traje que Tony Stark le confiere y desbloqueando sus funciones (que son cientos), descubre que puede aprovechar el mítico logo de su pecho para enviarlo a donde desee. En la escena del Monumento de Washington, el joven Parker usa este dron para tratar de salir airoso.

 

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar