Las 6 mejores cosas que puedes hacer con tus viejas consolas de videojuegos

Las 6  mejores cosas que puedes hacer con tus viejas consolas de videojuegos

¿Tienes viejas consolas de videjuegos todavía en tu poder conviviendo en plena era de PlayStation 4, Xbox One y Switch? Enhorabuena, el retro está más de moda que nunca. Seguro que le puedes sacar partido de muchas formas. Pero si tu idea es deshacerte de ella por las razones que sean, falta de espacio, mal funcionamiento, o simplemente llevas mal la obsolescencia tecnológica, espera un momento antes de colocarla en una caja y dejarla junto al contenedor. Esa consola puede tener otra vida.

Una con la que cumplir estas seis posibles opciones con las que aprovecharla y que nos trae Kotaku. Porque «viejo» no es necesariamente sinónimo de «desechable» y tu viejo hardware puede cumplir nuevos propósitos. Media docena por lo menos. Así que lee estas seis propuestas y piénsalo bien:

Véndela: Los negocios de compra-venta de materiales de segunda mano parecen estar en auge, y desde luego hay una cierta proliferación de las tiendas especializadas en sistemas antiguos. Incluso las cadenas habituales de videojuegos suelen comprar este tipo de hardware. Y si no localizas ninguna, seguro que puedes encontrar a alguien interesado en tu viejo sistema.

Conviértela en un media center: Tu vieja consola ha tenido una buena vida como sistema de juegos, pero puede tener otra permitiéndote acceder remotamente a tus contenidos audiovisuales. La pasada generación ya dispuso de aplicaciones como Netflix, Hulu y demás servicios de streaming, e incluso algo de la magia del homebrew, si tu sistema lo admite, puede obrar milagros.

Dásela al niño que mejor te caiga: Los niños recibirán con los brazos abiertos cualquier cosa que les sirva para jugar, aunque no sea a los últimos juegos punteros. Quién sabe, quizá despiertes en ellos la pasión por el retro.

Recíclala: Si has decidido deshacerte de tu consola, al menos ten la decencia de no tirarla a la basura como si fuera un desperdicio. Haz un favor al medio ambiente y recicla tu dispositivo. Hay cadenas comerciales que se pueden encargar de ello si les llevas tu viejo aparato.

Dale uso a sus componentes: Puede que necesites un soporte para la Switch, o una carcasa para albergar una Raspberry Pi. Si tu consola ya no cumple con su propósito a través de la electrónica, siempre puede convertirse en donante para otros fines.

Dónala: En nuestro país, la organización Juegaterapia recoge consolas y juegos que ya no quieres para hacer que la estancia y tratamiento infantil en hospitales sea más llevadera. Con tu donativo puedes aliviar las duras sesiones de quimioterapia de plantas de oncología infantil y permitir que tu vieja consola vuelva a alegrar a alguien más.

Publicaciones relacionadas

Cerrar