Las 7 leyes no escritas del gaming

Muchos llevamos ya una considerable cantidad de tiempo jugando y sabemos que hay cosas que se hacen siempre cuando toca echar una partida. Existen una serie de normas que casi todo el mundo conoce y que, de hecho, se llevan a cabo de forma casi instintiva, como si los mandos hubieran escrito una secuencia en nuestro ADN que nos lleva a realizar siempre determinadas acciones.

En AlfaBetaJuega hemos analizado todas estas situaciones y las hemos destilado para escribir las 7 leyes no escritas del gaming. Las 7 situaciones más habituales que se dan cuando juegas con amigos en casa, cuando estás disfrutando de un videojuego en solitario o incluso cuando te lanzas a una partida online tanto con conocidos como desconocidos. 

Siete verdades como puños que todos, en el fondo, conocéis. A continuación os las dejamos y por supuesto os las explicamos, por si hay algún despistado que tiene dudas, y de paso os invitamos a que os animéis a ampliar estas leyes con alguna otra más. ¿Lograremos construir el decálogo del gamer? Seguro que sí.

 

El peor mando de la casa, para quien te cae peor

Cuando se reúnen varios amigos en una casa para echar unas partidas, siempre hay que hacer un reparto de mandos en el que ocurren dos cosas: el mejor de todos, el más nuevo o el que mejor funciona va siempre para el dueño de la casa y/o la consola; el peor, por contrapartida, va para el que no sea tan amigo del dueño de la consola. Podemos extrapolarla, también, a que cuando hay dos mandos, el malo siempre va para el jugador dos.

 

Cuando hay una escena cinematográfica, todos en silencio

Todos sabemos que, en el momento en el que hay una escena cinematográfica en un juego, es porque va a pasar algo importante relacionado con el argumento y hay que prestar muchísima atención. Tanto, que hasta el ruido de una mosca es molesto y ya puede caer una bomba atómica fuera de casa, que el foco importante está en el televisor o monitor. Por supuesto, todo el mundo debe estar en completo silencio y no decir nada, ahora hablan solo los personajes.

 

Inclinarse hacia delante aporta más concentración

No sabes cuántas veces has fallado en esa misión o cuántas vidas has perdido en esa fase; pero en el fondo sabes que no te estabas concentrando. Ahora es el momento de hacerlo: sueltas el mando, te arremangas, agitas las manos un poco, vuelves a coger el mando y, por último y más importante, te inclinas hacia delante. Jamás entenderemos el motivo, pero todo buen gamer sabe que, cuando te acercas a la pantalla, es porque vas a darlo todo.

 

El camino más extraño va siempre primero

Es inevitable toparse con bifurcaciones y diferentes caminos cuando estás en un juego, como también es inevitable coger siempre el que parezca más raro y menos pensado para seguir con la historia. Tenemos que explorar, y ese afán es algo instintivo, hasta el punto de que nos sale solo el buscar esa ruta más rara. Nos gustan las cosas difíciles y encontrar secretos, por eso esta norma no escrita es algo tan natural como coger el mando.

 

Habla siempre 2 veces con los PNJ

Esto era algo que antes no solía pasar a menudo, pero a medida que los videojuegos han evolucionado, también lo han hecho inevitablemente las líneas de diálogo. Jamás debes dejar pasar a un PNJ, o NPC, sin hablar con él al menos dos veces. ¿Y si te propone un encargo, y si te da un objeto, y si te cuenta algo importante, y si simplemente te manda a paseo? No puede quedarte con esa duda, y lo sabes.

 

Una partida online no acaba hasta que se escribe «GG»

No importa que tu rival haya sido un alfeñique al que has pisoteado, ni tampoco que te haya dado una auténtica paliza, las formas hay que mantenerlas siempre y, como jugador cortés, debes escribir en el chat de texto «GG». Estas siglas significan «Good Game», o lo que es lo mismo, «Buena Partida», y son algo que siempre se usa al concluir un juego online contra otro, tanto para felicitar/animar a tu equipo como para hacer lo mismo al rival.

 

Si hay un jugador irrespetuoso, toca hacer «Teabagging»

A veces, y por desgracia, es posible toparse con algún troll que solo quiera molestar en la partida. En lugar de trabajar en equipo se dedica a exponeros, a perjudicaros y a veces incluso a mataros. En estas situaciones, además de reportar a la comunidad y a los responsables del juego, está incluso permitido hacer «Teabagging» cuando le hayan matado. Es una práctica que se ha establecido como una falta de respeto, pero, cuando te están faltando de esta manera, hay vía libre.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar