Las batallas contra jefes más extrañas de los videojuegos

Las batallas contra jefes más extrañas de los videojuegos

Los jefes o bosses son tan antiguos como los propios videojuegos, pues les han acompañado desde sus más tiernos comienzos. Incluso a día de hoy es extraño toparnos con títulos de acción que no tengan fases en las que debamos enfrentarnos a estos enemigos más poderosos que el resto. Sin embargo no todos los jefes están bien o mal diseñados, sino que algunos son, sencillamente, muy pero que muy extraños.

De eso es precisamente de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues lo que encontrarás en el listado que te dejamos a continuación es una selección de extraños y bizarros jefes de videojuegos que se salen de lo común y que lograron sorprendernos por uno u otro motivo. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y, como siempre, te invitamos a que nos dejes las tuyas propias en la caja de comentarios.

El médico (Heavy Rain)

El título de Quantic Dream es casi una película interactiva, por lo que un combate contra un jefe al uso quedaba completamente descartado. Sin embargo en Heavy Rain la periodista Madison debía enfrentarse al médico, un doctor demente hasta decir basta que trataba de asesinarla por cualquier medio. Si te despistabas un solo segundo podías caer bajo sus garras y perder a Madison para el resto de la aventura.

La Araña (Limbo)

Un plataformas en dos dimensiones en el que la resolución de puzles es la clave para avanzar. Pues sí, Limbo también tenía un interesante combate contra un jefe, aunque fuera de lo común. En él una gigantesca araña perseguía a nuestro pequeño protagonista, que debía esquivar sus embestidas mientras resolvía acertijos. Finalmente tenía que arrancarle las patas para que dejara de ser un incordio en nuestra aventura.

Fantasma de Lady Comstock (BioShock Infinite)

Antes de que se produjera este combate BioShock Infinite ya había dado grandes muestras de extrañeza. Habíamos viajado a otras dimensiones temporales, por ejemplo, pero todo se volvió mucho más retorcido cuando el fantasma de Lady Comstock se alzó de su tumba y tuvimos que enfrentarnos a su poderoso cadáver en el cementerio. Un lugar tan tétrico como apropiado para un enfrentamiento de estas características.

Fatman (Metal Gear Solid 2)

La saga por excelencia de Hideo Kojima ha deparado momentos muy extraños, pero Fatman de Metal Gear Solid 2 se lleva la palma. No existe ningún motivo que justifique su existencia, pero ahí está: un hombre obeso, que bebe vino, se desplaza sobre patines y nos lanza explosivos como si no hubiera un mañana. La batalla es entretenida y desafiante, pero seguimos sin entender cuál era el propósito de Kojima con ella.

Mom (The Binding of Isaac)

Uno de los shooter indie más populares de los últimos tiempos también tiene uno de los jefes que más se recuerdan, y con razón. Y es que en el título desarrollado por Edmund McMillen y Florian Himsl encontramos a Mom, la madre del protagonista Isaac que actúa como jefe final del prólogo. En realidad tan solo vemos su hinchada y deformada pierna, pero es suficiente para que se quede grabada en nuestro cerebro para siempre.

John Romero (Doom 2)

Uno de los jefes más populares de todos los tiempos solo era visible hacienda uso de trucos y glitches. Y es que detrás del muro en el que estaba el demonio final se encontraba nada más y nada menos que John Romero, el propio creador de Doom 2. Uno de los easter eggs más extraños de la historia de los videojuegos y, por tanto, uno de los jefes más bizarros que nos hemos encontrado durante la trayectoria de la industria.

Cantante (NieR: Automata)

El reciente y alabado NieR: Automata nos ha permitido enfrentarnos a decenas de criaturas robóticas en la piel de la androide 2B y compañía. Sin embargo la máquina que más boquiabiertos nos dejó fue la cantante de ópera que encontramos en el parque de atracciones durante la primera partida. Y es que batirnos en duelo a un enemigo que va cantando, bailando y todo con una música espectacular fue un goce para los sentidos.

Cerrar