Las cajas de botín extienden su debate al Parlamento de Reino Unido

El debate en torno a las cajas de botín, que en las últimas semanas ha evidenciado la controversia de gran parte de usuarios e instituciones ante este tipo de contenidos, parece haber ido un paso más allá en un país de nuestro entorno. Tras registrar más de 10.000 firmas de ciudadanos, el Parlamento británico se verá obligado a tratar este asunto y decidir cómo debe gestionar su inclusión en algunos de los videojuegos más populares de los últimos años y en aquellos que aún están por llegar.

La petición se ha presentado con la intención de que «se adapten las leyes de los juegos de azar a los videojuegos que van dirigidos a menores”, dado que estos jóvenes usuarios pueden tener acceso a un contenido de pago que algunos consideran muy similar al que ofertan los casinos virtuales o las casas de apuestas online: «Muchas compañías de videojuegos han introducido, en los últimos años, mecánicas que incluyen esencialmente sistemas de juegos de azar que van dirigidos a niños y a adultos”, reza el texto al que ha tenido acceso Eurogamer.

Pese a que entidades como la ESRB no coinciden con este punto de vista, lo cierto es que políticos como el británico Daniel Zeichner, perteneciente al Partido Laborista, ya están preparándose para la sesión que próximamente tratará el asunto de la recogida de firmas: “Debemos conocer si se va a ayudar a proteger a los adultos y a los niños vulnerables por las apuestas ilegales, las apuestas in-game y las cajas de botín dentro de los videojuegos”, ha comentado el político en relación a este peliagudo debate que podría poner en jaque a títulos como Overwatch, La Tierra-Media: Sombras de Guerra o Assassin's Creed: Origins.

 

Cerrar