Las cajas de botín no pueden calificarse de juego de azar, según los expertos

Las cajas de botín no pueden calificarse de juego de azar, según los expertos

En las últimas semanas se ha reavivado la polémica por las cada vez más frecuentes cajas de botín. Títulos como Overwatch las han estado vendiendo desde su lanzamiento, una estrategia comercial que ha seguido Warner con La Tierra-Media: Sombras de Guerra. No estamos ante casos aislados, pues parece haberse convertido en una tendencia en alza. Videojuegos como Assassin’s Creed: Origins o Star Wars: Battlefront 2 han apostado también por un complemento cada vez más extendido en los últimos años que, sin embargo, no ha sido del agrado de todos los implicados.

Muchos usuarios entienden las cajas de botín como una forma de descompensar la comunidad de jugadores a cambio de un mayor beneficio económico para la distribuidora. Incluso algunos expertos del sector han insistido, últimamente, en que este desembolso adicional al del propio juego sea calificado de juego de azar por la organización competente. Precisamente a este respecto a querido referirse la Entertainment Software Rating Board, más conocida como ESRB, en un reciente comunicado que publica Kotaku.

Los encargados de clasificar los videojuegos en Estados Unidos han asegurado que no contemplan incluir las cajas de botín entre los juegos de azar, como es el caso de los casinos online: “Aunque hay un elemento de aleatoriedad en estas mecánicas, el jugador siempre tiene garantizado recibir contenido del juego”, ha afirmado la compañía, antes de comparar esta situación con los juegos de cartas coleccionables: “A veces abrirás un paquete y obtendrás una nueva carta que habías estando esperando durante un tiempo, pero otras veces terminarás con un paquete de cartas que ya tienes”. En cualquier caso, añaden, el usuario siempre conseguirá obtener una recompensas para el videojuego a cambio de su dinero. ¿Coincides con la opinión de la ESRB?

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar