"Las cintas de superhéroes son un venenoso genocidio cultural", según Alejandro González Iñárritu

El director Alejandro González Iñárritu estrena el próximo 9 de enero de 2015 su último largometraje, titulado en España como Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia), en la que el personaje protagonista encarnado por Michael Keaton (Robocop) es un actor acabado que quiere rehacer su vida después de haberse hecho famoso tiempo atrás interpretando a un superhéroe. Por tanto, preguntado el realizar mejicano, en una reciente entrevista, acerca de la transcendencia que está tomando últimamente las adaptaciones de superhéroes en el presente y futuro de Hollywood, ha mostrado su oposición al género.

De esta forma, el cineasta de 51 años descubierto en el año 2000 con la película Amores perros, ha afirmado que en su opinión las películas de superhéroes son un "genocidio cultural", aunque no duda en añadir que "a veces me divierte su simpleza y son entretenidas con palomitas". Para Iñárritu, el problema comienza cuando "intentan ser profundas, basándose en la mitología griega. Son de derechas, donde el héroe mata a la gente que no cree lo mismo que él, odio esta filosofía. Es un genocidio cultural venenoso para los espectadores que se sobreexponen a estas tramas y esta basura que no saben lo que significa ser un humano".

Curiosamente, su próxima película, la mencionada Birdman, está protagonizada por el Batman de Tim Burton (Michael Keaton), por el anterior Hulk de Marvel Studios (Edward Norton) y por la Gwen Stacy de The Amazing Spiderman (Emma Stone).

¿Qué pensáis vosotros del tema? ¿Estáis de acuerdo con él u os encantan las pelis de superhéroes?

Publicaciones relacionadas

Cerrar