Las clases de Pokémon con las que se encuentra todo entrenador

Las clases de Pokémon con las que se encuentra todo entrenador

Cada juego de Pokémon es una aventura distinta a lo largo de diferentes regiones. Sobre el papel al menos, porque siempre hay un cierto hilo de familiaridad entre entregas. A lo mejor es por cómo está estructurada la trama del juego, que suele seguir unas pautas un tanto similares para que el entrenador progrese. O que siempre haya lugares parecidos para poder usar habilidades concretas y resolver determinados puzzles. O igual es que siempre nos topamos con la misma clase de Pokémon.

Va a ser esto último, piensan Andy Kluthe y Tristan Cooper, en estas viñetan que reflejan el sentir de varias generaciones de entrenadores Pokémon. Porque el que diga que no ha pasado por más de una y de dos de estas situaciones está faltando a la verdad. Esto es un cómic que ofrece Dorkly, es la vida misma. La vida, te decimos. Jamás siete viñetas han tenido tanta razón como estas que vas a ver: 

Los iniciales:

"-¡Es la decisión más difícil de mi vida!"

El primer Pokémon que encuentras: 

"-¡Eh, los Wurmples no están tan mal!"

El segundo Pokémon que te encuentras: 

"-Oh, gracias a Dios, un Geodude. ¡Al fin puedo deshacerme de este Wurmple!"

La mula de movimientos: 

"-Voy a necesitar que aprendas Corte, Fuerza y Vuelo para nuestro viaje. Y esta vez no me vengas con esa mierda de que no tienes alas".

La basura de intercambio: 

"-¿He dado mi Graveler a cambio de… un Kakuna llamado Pikachu? ¿Qué clase de monstruo haría eso a un Pokémon?"

El legendario tozudo: 

"-Supongo que a la cuadragésimo séptima no va la vencida. No me lo digas: Ya habías malgastado tu Master Ball".

El que te hace malgastar la Master Ball: 

"-Un Ditto puede ser cualquier Pokémon, así que debe ser súper raro, ¿no?"

Cerrar