Las claves de Metal Gear Solid V: Eva

Seguimos con nuestro repaso semanal a las principales figuras de la historia de Metal Gear para aclarar el contexto y partes de la historia del futuro Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. En esta entrega traemos a un personaje muy cercano a Big Boss, que empezó su andadura en la misma misión que él y permaneció siempre presente en la historia. La semana pasada hablamos de Solid y Liquid Snake. Si te lo perdiste, puedes leerlo aquí.

  • Eva

Es importante porque: Es compañera sentimental de Big Boss durante un tiempo. Forma parte de Los Patriors (Cipher), enemigo de Big Boss durante Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

Los orígenes de Eva están en Estados Unidos en 1936, aunque el capítulo más conocido de su juventud estuvo en China, tras ser reclutada para recibir entrenamiento como espía en un campamento compartido por estadounidenses, rusos y chinos. Allí se formó como agente durmiente para en un futuro ser enviada a un país y permanecer ahí recabando información encubierta.

Con 28 años fue enviada a una de sus misiones más importantes a Rusia: robar un microfilm secreto para el gobierno chino. Este era codiciado por los grandes grupos de poder porque en él se detallaba la localización de una gran cantidad de fondos pertenecientes a los grandes millonarios de todo el mundo durante casi medio siglo.

Una vez en la zona, aprovechó su posición para hacerse pasar a su vez por agente americano. Con el objetivo de acercarse al portador del microfilm, decidió ayudar a un joven agente de la CIA conocido como Naked Snake (más adelante, Big Boss) que había sido desplegado en la zona para derrotar a un grupo terrorista que poseía armas nucleares. A lo largo de esta misión mantiene varios encuentros amorosos con él.



Snake sí completó su misión, pero ella abandonó la zona con un microfilm falso, lo que le supuso un castigo una vez que llegó al país oriental. Su siguiente misión fue durante la guerra de Vietnam de 1968, donde desapareció oficialmente. Tres años después, fue rescatada por Big Boss de su cautiverio en Hanoi, y al volver a Estados Unidos se unió con él y otro grupo de antiguos militares al grupo secreto de Los Patriots, de reciente creación.

El grupo decide crear clones de Big Boss para poder mantener en el futuro el icono que él significaba para el cuerpo militar, aunque sin su consentiemiento. En cuanto el l soldado legendario tiene noticia de esto, se marcha del grupo, pero Eva permaneció y se prestó voluntaria para gestar a los niños que nacerían tras clonar su código genético: Solid y Liquid.

Durante los siguientes años, Eva mandó cintas de cassette a Big Boss con información acerca de su ídolo como soldado, The Boss, pero nunca le dijo su ubicación. Aunque ambos tenían sentiemientos en común, durante los acontecimientos de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain Eva forma parte de Los Patrios, también conocido como Cipher, que es el principal antagonista de Big Boss cuando consigue levantar su propio ejército. En 1974, Cipher amenaza a Big Boss con un ataque si no depone las armas ante ellos, y al no rendirse, meses después destruye su base en un ataque a gran escala que acaba con el soldado legendario en coma durante 9 años.


Esto tampoco es suficiente para que Eva abandonara Los Patriots, pero sí lo hace finalmente en 1999. Solid derrota a su padre y deja su cuerpo en muy mal estado. Sin embargo el grupo secreto se encarga de apresar sus restos y conservarlos para mantener su figura y su símbolo en el tiempo. En el futuro recompone su cuerpo y le mantiene en un estado de coma inducido.



Durante los siguientes años se alía con otro antiguo fundador de Los Patriots, Revolver Ocelot, e intenta acabar con Zero, la principal figura detrás del grupo, y para ello cuentan con la ayuda de Naomi Hunter, una especialista en nanotecnología y Gray Fox, un antiguo combatiente discípulo de Big Boss que había sido aumentado con mejoras robóticas. Sin embargo, solo consiguen acabar con dos personas cercanas a él.

En torno a 2010, a una avanzada edad, funda el ejército de Lost Paradise, formado por soldados que habían sido huérfanos durante su niñez. Su objetivo final era recuperar el cuerpo de Big Boss, a quien idolatraba profundamente, y aunque no lo consiguió sí se hizo con el cuerpo del fallecido Solidus, su tercer clon, que tenía la llave para acceder a los restos verdaderos.

Eva finalmente fallece en 2014 durante el intento de golpe de estado de Ocelot, que se había dejado llevar por los ideales de Liquid. Ocelot ataca la base de Eva para hacerse con el cuerpo de Solidus, y una vez que lo hace lo arroja al fuego. Ella, cegada por su pasión, se lanza al fuego en un intento fallido de salvarlo. Las graves quemaduras, sumadas a profundas heridas que había sufrido durante la persecución previa, terminan venciéndola y muere a los 78 años en los brazos de su hijo Snake.

Publicaciones relacionadas

Cerrar