Las claves de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Ocelot.

Tras haber repasado el pasado, presente y futuro de Solid, Liquid, Eva y Zero con respecto a Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, esta semana es el turno de Ocelot, un personaje que ha sido rival y compañero de Big Boss y que toma un papel muy relevante dentro de los acontecimientos de la quinta entrega.

 

  • OCELOT

Ocelot es hijo de The Boss, una célebre soldado de los servicios secretos de los Estados Unidos. Nació durante el desembarco aliado en Normandía en la Segunda Guerra Mundial (1944) y fue bautizado como Adamska, pero no se crió con su madre, ya que fue raptado por los Filósofos y posteriomente entrenado para ser un agente secreto.

Desde muy joven trabajó para la NSA norteamericana bajo el nombre de Adam. Su primera gran misión fue dar apoyo junto a Eva a un joven Naked Snake (Big Boss) durante la misión Snake Eater en suelo ruso, en 1964. Para ello, se infiltró en la KGB, y una vez ahí, se hizo pasar por agente ruso que recabaría información del GRU para ellos desde dentro. La identidad de Eva fue suplantada por otra agente china que decidió ayudar a Snake. Esto redefinió el mapa de actuación para Ocelot y se mantuvo ayudándole desde la sombra, pero de una forma menos manifiesta.

En aquella misión consiguió rescatar la mitad de un importante microfilm que daba acceso a la fortuna de los Filósofos, pero también aprendió una técnica que le definiría en el futuro: la tortura como herramienta definitiva para obtener información. Por otra parte, también aprendió a utilizar su arma favorita, el revolver, concretamente el modelo Colt Single Action Army, y de ahí en adelante siempre lleva al menos uno en sus misiones.

En 1970 consigue la otra mitad del microfilm tras matar al director de la CIA. Con ello, y gracias a la gran red de influencia de Zero funda Los Patriots, aunque solo accede con la condición de que Big Boss también sea parte de ella. Zero accede y ese mismo año fundan la organización secreta que con el tiempo tomará el control del mundo de forma creciente.



Con el paso de los años, su ideales fueron cada vez menos parecidos a los de la organización. Sin embargo, Ocelot permaneció dentro de ella porque le beneficiaba esa posición. Tras el ataque a la Mother Base de 1974, él mismo reúne a los soldados que quedan vivos, funda el grupo Diamond Dogs con una una nueva base de operaciones en el mar y se pone al mando, al menos temporalmente. Más tarde también rescata a Big Boss del hospital en el que despierta del coma y le lleva hasta Afganistán, donde habían apresado a Miller, la mano derecha del soldado.

Como miembro las fuerzas especiales del GRU, durante los años ochenta participa en varias guerras civiles e invasiones originadas o apoyadas por los soviéticos, como las de Afganistán, Eritrea, Mozambique y Chad. Todos estos países son  escenarios potenciales para acoger la historia de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, a la vista de que el primer capítulo transcurre en Afganistán, y Big Boss participa en guerras africanas, como la que parecer ser del Congo, en lo visto hasta ahora.

Cuando el bloque soviético se desintegró en 1991, él siguió participando en diversos grupos especiales de Rusia, hasta que en torno al año 2000 se unió al grupo Foxhound americano. Lo hizo primero por la admiración que tenía hacia la figura de Big Boss, quien lo había creado años atrás, pero también para provocar una revuelta en colaboración con Solidus, presidente del gobierno en Estados Unidos durante esa época. La idea de ambos es que Liquid Snake se subleve contra Zero y recupere el cuerpo del soldado legendario, aunque fracasa.



Tras la muerte del clon en 2005, se trasplanta su brazo y además se somete a sesiones de psicoterapia, drogas, hipnosis y la acción de nanomáquinas para tomar su misma personalidad. La intención de Ocelot es utilizar los ideales y el método de Liquid para derrocar a Zero.

Cuatro años después, el mismo Solidus intenta un nuevo golpe contra Zero. Sin embargo, Ocelot, que le acompaña pero sigue dentro de Los Patriots, no le ayuda a completarlo. Roba el último modelo de Metal Gear y crea su propio ejército.

En el año 2014, y con la identidad de Liquid habiéndole atrapado por completo, lanza una ofensiva contra Los Patriots. Para ello, recompone un módulo destinado al control de la población que había robado Solidus durante su revuelta y había sido destruido. Su plan fracasa gracias a Solid Snake, que consigue echar abajo al sistema mediante un virus informático. Ocelot finalmente muere en 2014, con 70 años, luchando contra Solid a causa del virus Foxdie que Los Patriots le habían inoculado durante la misión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar