Las claves de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Zero

Las claves de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain. Zero

Tras hacer un repaso por los clones de Big Boss (Solid y Liquid), y Eva, esta semana toca hablar de Zero, una persona de capital importancia. Este es un personaje esencial para entender la historia de toda la saga Metal Gear, ya que se encuentra presente de manera explícita o implícita desde su inicio hasta el final. A lo largo del reportaje despejaremos dudas acerca de su implicación en las anteriores entregas y su más que probable aparición en Metal Gear Solid V: The Phantom Pain.

  • ZERO

Es importante porque: Es el antagonista en la sombra durante toda la saga. Provoca un ataque contra Mother Base en Ground Zeroes.

Su nombre real es David Oh, aunque toma diferentes apodos, como Major Tom, Major Zero o Cipher. Arrancó su carrera militar en torno al primer cuarto del siglo XX en las SAS británicas y pasó por el MI6. Más tarde recaló en la CIA, donde creó el cuerpo FOX para misiones encubiertas, formado por un pequeño grupo de soldados con aptitudes superiores a la media, como Snake y su mentora, The Boss. La principal misión de este cuerpo fue Snake Eater (1964), en la que estuvieron involucrados ambos soldados, y a la que solo sobrevivió Snake, que pasó a ser conocido como Big Boss a partir de entonces.

Snake y Zero profesaban una gran admiración por The Boss, quien dio su vida por la misión anterior, y a raíz de eso, ambos querían perpetuar sus ideales en el tiempo. Al final de la misión, ella dio un discurso en el que hablaba sobre la relatividad de los enemigos, ya que el enemigo del presente podría ser el aliado del futuro. Defendía que los ideales cambian con el tiempo, y por tanto, los soldados son meras herramientas de los gobiernos para luchar contra esos enemigos coyunturales. Lo que Zero entiende de esas palabras es que habría que unificar el mundo bajo unos mismos ideales inmutables, y a partir de entonces trabajó para conseguirlo.

En 1970 instiga una revuelta de una unidad FOX contra el gobierno estadounidense desde Colombia. Su objetivo era hacerse con el Legado de los Filósofos, una gran fortuna perteneciente a un antiguo grupo que controlaba la economía y la política desde las sombras, y lo consigue gracias a que Ocelot, un habitual agente secreto, elimina al director de la CIA. Con ese dinero reúne a Big Boss, Ocelot, Eva, la doctora Clark y Donald Anderson, un alto cargo del DARPA, todos influidos por la figura de The Boss, y juntos fundan Los Patriots. Zero quería mover los hilos políticos desde la sombra, apoyándose especialmente en el Soldado Legendario, al que quería elevar a la posición de icono para todo el cuerpo militar. Snake se encontraba molesto por su papel de marioneta, y el líder decidió clonar sus genes para asegurarse su perpetuación en el tiempo. De este proyecto, Les Enfants Terribles, nacieron Solid y Liquid, pero fue el detonante para que ambos separaran sus caminos, y a partir de ese año se encontraron abiertamente enfrentados.

Big Boss se dedicó a trabajar como mercernario por el mundo hasta que se asentó en el Mar Caribe. En 1974, tras la misión Peace Walker y bajo el nombre en clave de Cipher, Zero le amenaza con un ataque a su base para que se rinda y vuelva a la organización, pero ante su negativa la relación se vuelve más hostil.



Según los rumores, Los Patriots fundan un grupo de fuerzas especiales llamado XOF, con Skull Face a la cabeza. Este personaje aparece en la isla cubana durante los acontecimientos de Ground Zeroes y también en The Phantom Pain. Zero siempre trabaja usando intermediarios para enviar las órdenes a sus agentes, evitando así que se conozca su auténtica posición, pero con Paz, una joven agente que envió a la base de Snake, fue diferente, puesto que la reclutó y adoctrinó personalmente. Al parecer, Skull Face interroga a Paz para averiguar su paradero real y atacarle por algún motivo relacionado con la venganza y no manifestado aún.

Paralelo a eso, Zero comienza a alertar a las organizaciones internacionales sobre la base de Big Boss, Mother Base, tachándola de un enemigo contra la seguridad al tener armas nucleares. Una falsa inspección del Organismo Internacional de Energía Atómica llega a la base, aunque en realidad resulta ser un ataque que la hunde en el océano.

Durante los hechos de Metal Gear Solid V, Zero sería un enemigo que tendrían en común tanto Skull Face como Snake, y según la información conocida, sería quien apresa y tortura a Miller, segundo al mando en Mother Base.

Con el paso de los años, la organización de Los Patriots va ganando poder e influencia dentro del gobierno de los Estados Unidos, llegando a designar a los presidentes, como fue el caso de George Sears, que en realidad es Solidus Snake, el tercer clon de Big Boss. Sin embargo, Zero cada vez va siendo más mayor, y ante su recelo a dejar a otra persona como su sucesora, crea una red de grandes ordenadores que trabajarán juntos. Vuelca en ellos sus ideales y su voluntad, y estas inteligencias artificiales se encargarán de hacer que se cumplan haciendo uso de la enorme red de influencia que tenían. En algún momento indeterminado al final del siglo XX, Zero deja de dirigir la organización a causa de su avanzada edad, y toman plena posesion los grandes servidores.


En 1995 y 1999 Big Boss intenta dar golpes de estado contra la dictadura de Zero mediante el levantamiento de Outer Heaven, un paraíso para los soldados. Sin embargo en ambas ocasiones le derrota Solid Snake. Tras el segundo intento, el cuerpo del Héroe Legendario es apresado por Los Patriots e inducido al coma.

En 2005 se produce la insurrección de Liquid Snake y la mano de Los Patriots impide en la sombra que esta prospere inoculando a Solid un virus para que mueran todos los implicados. Solidus se rebela contra ellos en 2009 e intenta acabar con uno de sus módulos, pero envían bajo engaño a un nuevo agente que acaba con él, Raiden.

Con el paso de los años, la inteligencia artificial de Los Patriots va dejando a un lado los ideales programados por Zero y terminan instaurando una economía de guerra a nivel mundial. Consiguen controlar a todos los soldados mediante un complejo sistema de nanomáquinas que interfiere en sus emociones y en sus pensamientos, llamado Sons of the Patriots, y posteriormente querían llevarlo a toda la sociedad.

Ocelot intenta acabar con el sistema de los Patriots desde dentro apoderándose de uno de sus nodos y los Patriots ayudan en secreto a Solid a acabar con él. Sin embargo, el agente no solo mata a Ocelot, sino también a los propios Patriots con un virus informático que se extiende de nodo en nodo y los deja inoperativos. Con la caída de Sons of the Patriots, todos esos soldados que habían sido controlados y habían tenido reprimidas sus emociones por las nanomáquinas, sufren un enorme shock que les deja con síndrome post bélico.

Tras el fin de Los Patriots, Big Boss despierta del coma y lleva a Zero, que se encuentra en estado vegetativo, hasta Solid y le cuenta toda la verdad. Tras un largo discurso, el Soldado Legendario concluye que había que matar a Zero para que el ciclo vuelva a comenzar. Según él, no se puede dejar que exista el cero, porque entonces gradualmente se convertirá en 1, el 1 en 10, el 10 en 100 y así sucesivamente. La solución que propone es eliminar el cero para que comience una nueva cuenta. Y así lo hace. En 2014, y con 105 años de vida, Zero muere por insuficiencia respiratoria al ser desconectado de las máquinas que le mantienen con vida.

Publicaciones relacionadas

Cerrar